Cosas de mi Cabeza

Abrir la vida


Al recordar todo lo que había pasado, ya no sentía nada, ni siquiera sensación de vacío. Quizá la vida la había hecho mas dura, pero no, solo era la sensación de sentir que fuera así……………………….
El sabor de la alegría que hacia sentir esperanzada, la lucha era evidente, el querer y no poder,
Pero el esfuerzo no cejaba, seguía dando muestras de su poder, tenia que poder.
Salió a la ventana, miró al infinito y donde antes había noche ahora había vida,  estaba el sol.
Se arregló, se pintó, clavó sus tacones de aguja y se dispuso a enfrentarse a sus miedos, el resultado solo lo vería en las caras de los demás, sabría si esas fuerzas que tanto necesitan iban entrando en su cuerpo.
Abrió la puerta, bajo decidida las escaleras, cerró el portal y allí estaba en la acera.
Tomó aire y empezó su camino, sabía claramente donde llegaría, lo que no imaginaba era como lo haría.
Una voz  muy conocida escuchó y el corazón casi se le sale por la boca. Era el policía que le había tomado la denuncia. Ya lo hemos localizado, lo tenemos en comisaría, y he querido comunicárselo directamente. Estas cosas no se hacen de otra forma,
Venían tiempos revueltos, difíciles, distintos, pero sabía que podría superarlos, ya no estaba sola, tenía un horizonte, tenía la ilusión de verlo por fin.
Visitas65
Visitas 123652
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *