Berenjenas rellenas de pechugas de pollo

Limpiamos perfectamente las berenjenas y las cortamos por la mitad a los largo, damos cortes en cuarterones en cada una de las mitades sin llegar a traspasar la piel, salmos ligeramente y aceitamos en abundancia con aceite de oliva virgen extra. Horneamos a 200º durante 30 minutos. Con una cuchara retiramos toda la carne de la berenjena asada, picamos a cuchillo, y reservamos.
En una sartén sofreímos los trozos de pechuga salpimentamos, añadimos una copita de brandy o vino blanco al gusto. Una vez doradas, picamos a cuchillo las pechugas y reservamos.
Preparamos una bechamel ligera con leche entera, salpimentamos y añadimos nuez moscada recién rayada.  Dejamos con una textura de palpilla ligera.
Añadimos la carne de la berenjenas y las pechugas a la bechamel, unificamos los sabores y rectificamos de sal en su caso.
Rellenamos las pieles de las berenjenas con esta preparación de bechamel y carne, rayando queso parmesanos por encima.
Horneamos al grill, 250º durante 5 minutos hasta crear un crujiente del queso.
Presentamos y adornamos en este caso con pimentón dulce.

MEDUSA DE CHORIZO SOBRE SALSA DE TOMATE CARAMELIZADA

Insertamos unos espaguetis en unos trozos de chorizo, no más de 5 ó 6 por trozo, cocemos según indicaciones de la pasta, y reservamos.
Preparamos una salsa de tomate natural, salpimentamos, añadimos perejil picado, orégano, tomillo, hierbabuena, albahaca, y dos cucharadas de azúcar, reducimos hasta espesar.
Presentamos al gusto,

El ascenso

Andar en la vida no es solo dar unos pasos detrás de otros. Alguien dijo que la maratón empieza con el primer paso, !que gran verdad!. El inicio del camino: la ilusión, la expectativa….
Pero nadie dijo que fueran pasos sencillos y por sitios llanos.

Andar por la vida es dar pasos duros, suaves, indecisos, confiados, largos, cortos, firmes, cautos….
Otro dijo que un paso atrás ni para tomar impulso. No estoy de acuerdo.
El camino de tu vida no es liso ni recto ni siquiera es un solo camino. Hay subidas y bajadas, revueltas, paradas, curvas, pendientes …. y, a veces, retrocesos. Hay que retroceder para tomar perspectiva de la buena dirección. Subir es avanzar. Bajar no es volver atrás. Y vivir es un esfuerzo siempre recompensado.
Al final todo es la lucha por ver el fin. O no

Lubina donostiarra

Limpiamos bien la lubina quítanosle todas las vísceras, la abrimos por la mitad sin llegar a separar, salpimentamos.
En una sartén doramos ligeramente con la piel hacia arriba, y colocamos con la piel hacia abajo en una placa de horno donde la dejaremos 10 minutos a 200º.
En la sartén donde doramos la lubina, preparamos un refrito con unos ajos fileteados, cayena, vinagre de frambuesa en este caso, cuidando que los ajos no se quemen.
Presentamos colocando la lubina y bañando con el refrito. Decoramos con unos pimientos de piquillo asado.

Lasaña de carne

Para 3 personas, medio kilo de carne picada mitad de cerdo, mitad de ternera, sofreímos salpimentando, añadiendo perejil picado, hierbabuena, orégano, tomillo y romero, y una copita de brandy, reservamos,
Preparamos una bechamel ligera con un punto de nuez moscada, reservamos.
Cocemos la pasta de la lasaña en los tiempos que marque el fabricante.
En una fuente para horno previamente untada de mantequilla, a mi me gusta hacerlo con aceite de oliva extra virgen, colocamos una tanta de pasta, añadiendo una fila de la carne, colocamos una nueva capa de pasta, y nuevamente una ración del resto de la carne, añadimos un ligerísima capa de tomate frito casero y unos trozos de pimiento de piquillo asados previamente. Cubrimos con una nueva capa de pasta y terminamos con el resto de la bechamel, espolvoreamos con abundante queso parmesano rayado, dejando gratinar al horno durante 10 minutos a 250º.
Presentamos al gusto

Arroz Miércoles de Ceniza, con gambas y calamares.

Preparamos un fumé de pescado y reservamos
Sofreímos dos ajos, una cucharada de tomate frito, una pizca de pimentón dulce, unas tiras de pimiento rojo, rehogamos y añadimos las gambas y los aros de calamares troceados, añadimos el arroz y sofreímos de nuevo todo.
Añadimos el fumé, añadimos el azafrán y una vez que de el primer hervor, rectificamos de sal, y dejamos cocer a fuego lento durante 18 minutos,
Apagamos y dejamos reposar.
Servimos al gusto

Risotto de jamón y aceitunas

Preparado un Risotto de arroz largo y un caldo ligero de carne, donde habremos pochado una cebolla en cuadraditos y un poco de mantequilla y aceite virgen extra, removiendo hasta conseguir que el arroz adquiera la textura deseada. Añadimos el jamón en juliana, y las aceitunas troceadas- Yo le añadí una pasas sultana maceradas en Brandy.

LOMOS DE MERLUZA EN SALSA VERDE CON ALCACHOFITAS TIERNAS

Preparamos un fume ligero de pescado y reservados.
Pelamos la alcachofas una a una, y conforme las vamos cortando las metemos en agua fresca con perejil picado, lo que nos permitirá que no se oxiden y se ennegrezcan.
Una vez cortada en cuartos todas las cocemos en agua y un poco de sal, las dejamos al dente y las enfriamos en el mismo agua.
En una sartén con una cucharada de aceite de oliva virgen extra, sellamos por ambos lados los lomos de merluza, previamente salpimentados. Y reservamos.
En la sartén con los jugos de la merluza freímos una cucharada de harina y añadimos un puñado de perejil picado añadiendo seguidamente el fume de pescado, hasta dejar una salsa al gusto más bien espesa. Introducimos los lomos de merluza y dejamos cocer unos 5 minutos a fuego lento.
Servimos y decoramos al gusto.

Déjate llevar

Qué necesidades nos crea la vida para hacernos creer que en las azoteas viven soles. Que en las cabezas,  ilusiones,  y en el corazón, deseos.

No tenemos nunca lo que queremos. Siempre insatisfechos con todo, ansiando imposibles. Buscamos en la harina el pan terminado y en la uva el vino de reserva. La prisa nos agobia porque no llega lo que esperamos. La paciencia se agota.

Quizá el viento va más rápido que nuestra vida. Quizá queremos que corra más para llegar a donde no se debería llegar nunca. 

Quizá…… dejarnos llevar por ese viento sea la solución.

Pizza de Atún y aceitunas

En una base de pizza de cualquier tipo o marca, y casi sin descongelar en su caso, cubrimos con tomate frito al gusto, sobre él, ponemos una cantidad suficiente de atún en aceite una vez escurrido, es importante esto para que después en el horno se fría.
Adornamos con unas aceitunas verdes, opcionalmente podemos colocar unos filetes de anchoas. terminamos con abundante queso Mozzarella y en este caso puse queso Parmesano rallado.
en el horno a 220º sobre los 10 minutos dorando al gusto.