Cosas de mi Cabeza

Aceite de mar

Algo más virgen que un mar en calma no existe. Nada ni nadie ha estado en ese punto donde la vista se deleita y se serena. Cambia su bravura por la paz. Cambia las inquietudes por las alegrías.
Solo la roca donde se arrullan las ligeras olas dan la chispa de la vida. Suavizan sus aristas y redondean los sentimientos. Son necesarias muchas sí, pero ese aceite no tiene prisa, la paciencia y la constancia son sus mejores armas. Sus mejores formas de ahormar la dureza. De condimentar la gran ensalada de la vida.
Gota a gota. Sal de aceite virgen. Problemas que desaparecen. Amores que aliñan. Así es el mar. Dorado con los colores y sabores que  el sol mira.  Sabia combinación…
Visitas74
Visitas 126211
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *