Cosas de mi Cabeza

Rotos


Ya tenia ganas de tenerlos. Tanto deseo e ilusiones por ellos. Cuantos días soñando, cuantas horas mirándolos y por fin llegó el momento. Ya estaban delante. Abrió la caja con rapidez pero con mimo. Con impaciencia pero con delicadeza. Ya casi los tocaba.
Levanto la tapa, deshizo el nudo y allí estaban. ¡Qué ojos puso!. Tantos años esperándolos y habían llegado rotos.
Todos sus recuerdos de tanta vida y ahora destrozados por no saber guardarlos en su sitio.
Su corazón.
A los siguientes no los guardaría en su cabeza. La experiencia fue dura.
Visitas94
Visitas 125102
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

3 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *