Cosas de mi Cabeza

Llegan las ideas

Andando por las aceras del pensamiento descubres las uniones de los ladrillos. Te das cuenta que nunca son lisos, que las juntas entre ellos cada una es de una forma.
Miras fijamente uno cualquiera y algo despierta en tu imaginación. Son los eslabones de una cadena que marcan el camino de tu vida. Cada uno de ellos es un sitio donde te apoyas, a veces descansas y otras las mas te impulsan. Enderezan y tuercen los entresijos de tu mente. Y reflejan las angustias y alegrías de la realidad cotidiana. Los sonidos que vas dejando atrás, son los recuerdos de tus pasiones. Y la luz que no siempre se refleja marca las ideas futuras. Deberían ser a veces de algodón y otras de acero para llevarte en volandas o protegido como cárcel de lujo.
En un punto concreto para y te vuelves y ves los ladrillos andados. Son las notas de una melodía ya escuchada, pero giras y ven la sinfonía que aún queda por disfrutar.
Aun quedan ladrillos por andar. Comida por tomar y agua por caer.
Llegan las nuevas ideas. Las que te acompañarán unos metros mas de pasiones.
Visitas108
Visitas 132393
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *