Cosas de mi Cabeza

Pequeña


De las pequeñas cosas son las que nos llenan siempre más que los regalos ampulosos.
Solo un buenos días con sonrisa, nuestra canción favorita, nuestro color en la pared y tu olor en mi cuello.
Poco más nos puede hacer empezar un día feliz. Los pasos con mis tacones, mi perfume sorpresa, mi falda corta y ese pañuelo al cuello que tú me regalaste.
No hace falta grandes cosas para empezar un día alegre. Solo hace falta que tu estés para dármelos, me coloques el pañuelo, y me despidas con un beso.
Ya se encargará el resto del mundo de ir cambiando mi destino. Pero tú me has puesto en la salida perfecta. En la puerta de las sonrisas. En la acera de la felicidad. Ya tomaré las curvas del día con cuidado de no dejar el camino propuesto.
Y al legar la noche seré yo quien te mime como si fuera la primera vez, te besaré cono si fuera la última vez que te viera. Y no dejaría de abrazarte para que mañana dejaras tu olor en mí cuello.
Solo de cosas pequeñas me haces feliz. Un beso
Visitas91
Visitas 123659
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *