Cosas de mi Cabeza

Recuerdos

Antes de dormir sentimos el peso del día en los ojos. Todo el esfuerzo que hemos hecho por llevar a cabo todo lo predecible en el día se agolpan en segundos sobre nuestros párpados.
Es el momento de esa liturgia antes del sueño del recuerdo a todo un día de emociones y desencuentros. Volver a revivir cada uno de las situaciones vividas y ordenarlas por su llegada es algo maravilloso. Nos da idea de lo capaces que somos y que podemos ser, al verlos llegar en esa locomotora tan rápida que es un día entero.
Recordar paso a paso. Cuanta cosas hechas y de cuantas estamos satisfechos. Pero cuantas también podríamos cambiar.
Pero el peso cada vez mayor de los recuerdos diluyen por completo las emociones vividas. Ya no da tiempo a conservarlas más.
Mañana será otro día y si lo recordamos, seremos capaces de ser mas felices.
Hasta mañana
Visitas119
Visitas 120738
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

3 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *