Cosas de mi Cabeza

Todo estaba dicho

Todo ya se lo había dicho. Se acabaron las palabras que decir.  Mi boca se quedo vacía y mis dedos ya no escribían mis sílabas. Tenía una sensación de vacío. De no saber qué hacer mas. No sabía seguir.
Pero una Lágrima empezó a resbalar por mi mejilla y todo cambio. No habría más palabras. Ni escritas ni habladas. Se acabaron. Ahora solo habría hechos. Solo seria los sentimientos y las emociones más seguras las que hablaran y escribieran por mí. Así fácilmente las palabras escritas darían paso a los hechos más decisivos.
Así sería como podría seguir viviendo más seguro. Así seria. Así
Pero nunca lo afirmes, porque la vida se empeña en quitarnos la razón
Visitas107
Visitas 122273
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

5 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *