Cosas de mi Cabeza

Descanso

Ya vuelves lleno de arrugas. Tu cara es un poema del cansancio. Arrastras tus angustias por la escalera del desaliento. Fuiste al fin de semana esperado del año a retomar las energías tiradas por las estanterías de los problemas, los cajones del despacho y los mensajes de no continuos.
Saliste con la comisura hasta las orejas y las cejas dobladas de la esperanza y vuelves con la boca agria y los ojos tristes. No conseguiste librarte de lo ajeno que aun te llevaste de lo propio. Olvidaste reírte y te encontraste con tus miedos. La nostalgia te inundó de nuevos recuerdos ya olvidados.
No te mires más dentro y deja el espejo del salón sin luz. Mal viaje de descanso que solo te trajo cajones de nuevas avispas. Olvídate de estos viajes provocados de descanso que se tornan en infiernos de fatigas.
La próxima no tengas ganas de hacer. Ten ganas de no hacer. Volverás con la risa en tu boca y la alegría en tus ojos.

El descanso en tu alma y la energía en tu corazón  
Visitas73
Visitas 122099
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *