Cosas de mi Cabeza

Invisible

Se hacía visible siempre por muchas cosas. Por la altura, los sobrepasaba a casi todos, por su peso, era de los más ligeros, por sus habilidades. Las tenia y muchas. Por su curiosidad. Todo era digno de su interés. Y en algunas, muchas, cosas destacaba demasiado.
Todo esto en una edad donde la crueldad está más a flor de piel que tomar leche por las mañanas, lo llevaba a extremos de desprecio. Incluso a recibir verdaderas palizas de la Banda del Sibi. Años de sufrimiento latente que no diario pero que poco a poco minaban cualquier idea de parecer uno más.
Deseaba a veces ser invisible. Que nadie se metiera con el por exceso o por defecto. Si era por un reloj malo. Era el único. Si era porque salía voluntario peor. Si era porque siempre tenía el balón de baloncesto ni os cuento. Está harto de ser siempre el centro del interés de todos. Ojalá y in día llegará a clase y nadie lo viera. Solo él y el profesor. Y no todos. Que alguno también lo tenía en vereda.
Su paciencia se acababa. No le quedaban ánimos de nada. Su cabeza pensaba cosas raras. Hasta olvidar el camino diario al colegio. Olvidar el nombre de aquella chica. De olvidar hasta su nombre.
Solo una cosa pudo con él. La autoconfianza. Se marcó la idea fija de que nasa ni nadie le afectará y con esa edad sería una locura. Empezó por agarrar al jefe de la banda del Sibi y ponerlo en su sitio. En la enfermería. En no consentir, a partir de ese momento, ningún comentario que le pudiera dañar. Y con dos cosas más, lo demás entendieron que ya no era carne débil. Y que lo mejor era dejarlo invisible y dedicarse a otro.

Ahí empezó a sentirse fuerte y seguro. A ser él 
Visitas58
Visitas 120382
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *