Cosas de mi Cabeza

A Concha

Y fué a la vez. Lo pasamos juntas. Y ahora se ha adelantado. Las lágrimas contenidas de Pedro me han llegado hasta donde tú ya sabes. Las que no salieron de sus ojos las he derramado yo. Y qué? Para vivir necesitamos fuerzas y tú las tuviste. Y yo también. Hasta que ver que se acabaron. Las tuyas siguen en nosotras. Gracias por tu pundonor. Por dar y mostrar cómo hay que vivir esta maldita enfermedad. Gracias y fuerza. La necesitamos todos.

ang
Visitas71
Visitas 126147
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *