Cosas de mi Cabeza

Nube

No necesitas llave para entrar en esta casa. Solo soplas un poco y la puerta se abre. Al entrar ya te das cuenta que no es normal esta casa.
Las ventanas no son cuadradas. Son bellos agujeros desiguales por los que pasa solo la luz y la brisa. Las paredes no les hace falta pintura, ni están siempre en el mismo sitio. Cambian de forma y de sitio según su capricho. También si tú necesitas más sitio.
Y el techo es lo mejor. Una veces hay y otras desaparece. Y siempre según la luna. Si sale a verte, el techo desaparece. Y si el sol te da mucha luz, se vuelve ligero como un toldo para que no te quemes.
Los muebles son lo mejor. No hay. No hacen falta. Toda la casa es un mueble según lo necesitas, una cama? De la pared sale, una mesa,? Sube el suelo con sus sillones. Como no voy a querer estar siempre aquí?
Ah!!, una cosa. No hemos hablado de sus colores. Cambian sin parar según tu estado de ánimo. Si estás enfadado y tenso toda la casa se vuelve gris y negra. Y eso te sienta tan mal que enseguida te hacer cambiar. Y entonces cambia a blancos y azules. Haciendo juego con el cielo. Vaya con mi casa.
No cambio mi nube por nada. Aquí podemos estar todos, se hace tan grande como amigos lleguen. Venid siempre. Y sin avisar.

Ella está deseando conoceros
Visitas76
Visitas 127999
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *