Cabeza de mis Cosas

Me Importan

Es difícil entender lo poco que les importamos a los que nos importan.
Quizá sea más difícil entender porque pensamos así. Sí me importan los demás y más los míos. Es porque yo me doy a ellos. Los quiero tal y como son. Una madre, un padre tiene que esperar recompensas de sus hijos? Tienen que oír de ellos que somos importantes? Probablemente sí. Y con todas las consecuencias. Pero y si no lo somos? Y si no nos lo dicen,? Y si pasan de nosotros? 
Nuestra estima baja, se requiebra. Quizá seamos nosotros los que necesitemos el halago, que nos digan que nos quieren, que necesitemos de los demás más que nosotros a ellos. Si amamos es porque damos sin esperar nada a cambio. Si queremos es porque nos desprendemos del cariño que queremos compartir.
A todos nos gusta una caricia, un beso, una palabra de afecto, de ánimo, que nos digan que somos su centro de vida. Pero que nos importe que no lo seamos? 

Nos agobiará nuestra vida si vamos buscando importancias. Nuestra autoestima por las nubes para poder amar sin medidas. 
Visitas49
Visitas 128779
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *