Cabeza de mis Cosas

Payaso Maestro

Quizá la palabra payaso y la palabra maestro no digan mucho para algunas personas. Y quizá para otras solo signifiquen desprecio o menosprecio. Y en otras algo tan despectivo que ni están en su vocabulario.
La palabra payaso es para mí la segunda palabra más importante. Tanto significa para mí que nunca podré parecerme a ella por más que lo intente todos los días. Es de tanta grandeza que muy pocos son capaces de ser y sentirse payaso.
Admito la palabra y mucho más al que pueda presumir de serlo. Aunque probablemente ni lo intente presumir. Es algo que su alma y su corazón lo llevan tan a gala que ni sienten otra cosa que ser payaso.
Payaso persona que hace reír. Así sin más. Hacer reír. Hacer felices a los demás. Alguien dijo que hacer llorar era fácil. Pero sacar una sonrisa era a veces imposible. Bendigo al payaso que aun a costa de sus sentimientos es capaz de ayudarnos a ser alegres, a ser felices  y sacarnos esa sonrisa que muchas veces no podemos tener.
Y de la palabra maestro más de lo mismo. Es también la segunda más importante. Porque en mi vocabulario hay muchas con número uno. Y muchas más con el dos. El maestro no es el que sabe sino el que enseña. Y eso para mí nunca ha tenido precio. Los busco donde puedo. Y que pocas veces están donde la gente espera. Busquemos bien que los hay en cualquier sitio. Hasta los necios son maestros, nos enseñan a no serlo.

Gracias María Asunción 
Visitas65
Visitas 120812
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *