Cabeza de mis Cosas

Terror

Cómo todos sábados se quedaba solo en casa, sus padres salían a cenar con sus amigos. Aquella casa larga y angosta. Su habitación la última. La película de la tele terminó. Y entonces se dió cuenta que todas las luces estaban apagadas. Un miedo atroz se apoderó de él. Tenía que cruzar aquel pasillo a oscuras. El interruptor estaba al final. A cada paso escuchaba cómo crujían los muebles, las viejas persianas se agitaban. Su respiración se agitaba. El ladrillo hueco flaqueaba a su paso. Llegó a su cama, no encendió la luz. Se acostó. Y entonces comprendió que no estaba solo. El ya estaba allí. 
Visitas86
Visitas 122082
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *