Cabeza de mis Cosas

El Ganso y la Jibia

La sombra del árbol era lo único que le dejaba ver en aquel nuevo trozo de vegetal. Escribiendo las hazañas del gran faraón, Escriba de las guerras que su señor ganaba contra esos pueblos bárbaros que sin cultura intentaban adueñarse de las migajas de sus tierras. Y él, el gran faraón, ni podía consentir ningún tipo de injerencia en sus dominios, cada día más grandes y prósperos, donde el saber, el conocimiento se engrandecían a pasos agigantados, tantos como los pueblos que conquistaba. Se afanaba en describir con aquel nuevo sistema que era el papiro. Se acabó el esculpir la piedra para dejar constancia de los hechos grandiosos. La naturaleza ahora brindaba una nueva forma de contar las aventuras, peripecias y odiseas. Este escriba dejó el cincel y la piedra para utilizar al ganso y la jibia para trasmitir la historia. 
Visitas74
Visitas 120059
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *