AOVE,  calabaza.,  cebolla,  huevos,  Recetas,  Zarangollo

Zarangollo de calabaza (Ciezano)

Plato muy típico de Cieza (Murcia), y más en las fiestas de primavera.
Vamos con la receta, que consta de cuatro ingredientes básicos, el huevo, Calabaza Cucurbita y particularmente en una calabaza de invierno, la calabaza butternut, la ñora (pimiento seco), la patata y la cebolla
 
El resto, aceite de oliva, AOVE, sal, y mucho cariño.
Cantidades, pues para dos personas, dos patatas medianas, 200 gramos de calabaza, una cebolla grande dulce, cuatro huevos de codorniz o dos de gallina, dos cucharadas de AOVE, y una pizca de sal y otra de azúcar.
Yo esta receta la preparo como si fuera para hacer una tortilla de patatas. Es decir, en una sartén cada una de los tres ingredientes que hay que cocinar.
Para ello, vamos con la calabaza, la limpiamos de la piel con un buen cuchillo afilado, la piel es muy dura. Troceamos lo mas pequeño que nos permita nuestra habilidad y cocinamos en una sartén con menos de una cucharada de AOVE, a fuego muy flojo, añadimos unas pizca de sal y otra de azúcar. La calabaza suelta menos agua que el calabacín, por lo que el tiempo será de una media hora.
Seguimos con la cebolla, a la que pocharemos en una sartén a parte, cortándola en juliana y al igual que la calabaza, a fuego muy flojo y la misma cantidad de AOVE, la terminaremos en media hora. En ese momento añadimos las ñoras limpia, troceadas y sin pepitas, rehogamos un par de minutos, reservamos unos trozos de ñora para decorar al final.
Y las patatas, peladas y cortadas en rodajas como para la tortilla de siempre, cocinamos como siempre, a fuego medio y con una pizca de sal.
Cuando tengamos las patatas cocinadas y las cebollas las juntamos en la misma sartén para que los sabores se unifiquen. Cocinamos por cinco minutos, rectificamos de sal.
Es el momento de los huevos, los freímos en una sartén, sin AOVE si son de cordorniz, si son de gallina, pues como siempre con el aceite muy caliente para que la clara se cuaje en puntilla y la yema quede líquida.
Presentamos en unas rebanadas de pan ligeramente tostado, y adornamos con unos bastones de calabaza, los trozos de ñora por encima y los
Plato que se puede comer frio, templado o recién hecho. Como tapa excepcional. Su sabor saldo y dulce a la vez contrasta con el tono de la ñora.
Una exquisitez.
A mi amiga Matilde

Visitas125
Visitas 120703
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *