Pimientos rellenos de gambas y calamar

Ingredientes para dos personas
2 pimientos rojos pequeños
100 gramos de gambas
100 gramos de calamar troceado
1 cucharada de aceite de oliva extra virgen AOVE
Queso Parmesano o similar, rallado
Sal y pimienta
Preparación:
En una bandeja de horno vamos a colocar los dos pimientos, limpios de pepitas a los que habremos quitado la parte superior, con unas gotas de AOVE y una pizca de sal, al horno durante 20 minutos a 150grados.
Vamos a pelar las gambas y con las cabezas haremos un ligero fumet. Reservamos.
Por otro lado haremos una bechamel, aquí tenéis la receta: “Vamos hacer una bechamel con un poquito de mantequilla, unos 100 gramos, que colocaremos en un cazo a fuego flojo, tendremos cortada, o casi rallada una cebolleta tierna, que pocharemos con esa mantequilla, cuando este casi transparente, añadiremos la harina, 3 cucharadas soperas, cocinaremos por un tiempo suficiente para que la harina se haga. Vamos añadiendo la leche, casi un litro nos hará falta, y sin dejar de remover la varilla, cocinamos por un tiempo de 20 minutos, añadiendo la leche a poquitos hasta conseguir una masa densa, rectificamos de sal, pimienta y yo le pongo una pizca de nuez moscada. Esta receta es en general, para esta comida disminuir cantidades en proporción.”
Cuando la tengamos a mitad de cocción le añadimos las gambas ya peladas y los dados de calamar troceados. Le vamos añadiendo a poquitos, el fumet, hasta conseguir una crema ligera. Cocinamos unos 10 minutos más.
Sacamos los pimientos del horno, los rellenamos con esta bechamel y con el queso rallado por encima.
Al horno nuevamente, durante 10 minutos gratinando.
Presentamos al gusto.

Gracias a la Vida

Nunca le he dado las gracias con tanta fuerza como cuando entró el otoño en mi vida.
Dejé con rapidez la nostalgia de la primavera para asirme con fuerza a este nuevo cambio de la vida. Los rubores, los calores, las inseguridades dejaron paso a la sensatez, a la paciencia, a la serenidad y sí, a la experiencia que lo doma todo con la justa batuta del tiempo.
Gracias de verdad a la Vida, que ha sido tan fuerte y frívola que me ha jugado la falsa pasada de perderla y reencontrarla.

Vista desde este altozano solo espero al frío invierno con sus delicias de locura. Las hojas del diario pasando con más rapidez de la deseada, pero con la tranquilidad de que la almohada duerme n paz a mi lado. No vivo de los recuerdos, pero los recuerdos si están en mi camino acompañándome. Me hacen estar cómodo, me hacen sentir que lo ya vivido es solo una mueca de las cosas que podían haber ocurrido y no lo hicieron. Ahora esa Reina, si me deja reír a carcajadas con la paz del espejo que refleja mi faz llena de dulces cicatrices.

Gracias a la Vida siempre
A mi amigo Patxi

Bizcocho con Chocolate

– 1 yogur natural (el propio envase nos servirá como medidor para el resto de ingredientes)
– 4 vasos de harina
– 4 huevos grandes
– 1 y ½ vaso de aceite
– 3 y ½ vasos de azúcar
– 1 sobre de levadura
– Opciones: ralladura de la piel de una naranja o de un limón
– 10 bombones de chocolate, o unas onzas de chocolate dulce
– 45 minutos a 180º
Preparación:

La receta para hacer bizcocho de Chocolate es muy sencilla, como veréis a continuación, vamos a medir todos los alimentos con el propio envase del yogurt que utilizaremos, o en su defecto, un vaso de este tamaño aproximadamente. 

En un bol grande mezclaremos el yogur, el aceite y el azúcar, cuando estén bien mezclados añadimos las yemas de los huevos. Las claras las pondremos en este momento batiendo con la varilla, o con una batidora eléctrica con la herramienta de batir. Cuanto más y mejor dejemos esta crema, mas esponjoso nos saldrá en bizcocho.
Agregamos en este momento la levadura y la harina a poquitos, hasta dejar una masa homogénea. Podemos añadir, en su caso, la ralladura de la corteza de un limón.
Vertimos la mezcla en un molde de horno y para bizcochos, puede ser de cristal, silicona o cualquier otro que nos pueda servir dentro del horno. Ahora introducimos el chocolate que habremos desmigado o machacado en un bol en trozos pequeños. Podemos dejar trozos grandes a gusto. Nos los encontraremos cuando lo comamos. Encima de un trapo de cocina, golpeamos el recipiente con energía para que los trozos de chocolate se nos vayan al fondo casi todos.
En el horno precalentado a 180º pondremos este recipiente y lo tendremos sobre los 45 minutos. ¡Ojo! No abrir el horno en ningún momento, se nos bajará por completo si lo hacemos antes de tiempo.
Una vez pasado los 45 minutos sabremos si está hecho si metemos una aguja de hacer punto, un cuchillo fino, y si sale limpio y no se pega lo tendremos en su punto. Sacamos el recipiente y dejamos templar.
Presentamos con unos bombones de chocolate por encima, que con el calor residual que queda se fundirán ligeramente sobre el bizcocho. Decoramos con unas hojas de menta.

Lomo de cerdo asado a la manzana

Ingredientes
1 lomo de cerdo de 400 gramos limpio de grasa
1 cucharada de aceite de oliva virgen, AOVE
2 manzanas reineta
Una cebolla
Un puerro
2 zanahorias
1 vaso pequeño de caldo de carne
1 vaso pequeño de vino blanco
Sal, pimienta
Receta para dos personas.
En una sartén con esa cuchara de AOVE, y a fuego muy fuerte, sellamos el lomo, que previamente lo hemos salpimentado por todos los lados y reservamos.
En los jugos que ha dejado la sartén sofreímos todas las verduras troceadas, la cebolla en juliana, añadimos el vaso de vino para que evapore el alcohol, cocinamos por espacio de 5 minutos. El interés es que esos sabores se mezclen bien con las verduras.
En una fuente de cristal de horno, colocamos en lomo en el centro y añadimos todas las verduras a su alrededor.
Las manzanas las hemos descorazonado, pelado y cortadas en octavos, y metidas mientras las cortamos en un bol con agua y el zumo de un limón para que no se ennegrezcan.
Las ponemos encima de todas las verduras y el lomo. Añadimos el vaso de caldo de carne.
Metemos en el horno ya precalentado a 180º la fuente de cristal. Tiempo 20 minutos y le damos la vuelta al lomo removiendo las verduras. Otros veinte minutos. El tiempo puede variar en función del tamaño del lomo, Yo lo tuve un total de 45 minutos.
Reservamos el lomo. Todas las verduras las reducimos en una sartén a fuego fuerte hasta que el caldo casi desaparezca. Las trituramos y las pasamos por un chino fino, hasta dejar una crema suave.
Troceamos el lomo en filetes de un centímetro de grueso y adornamos con esa salsa de color naranja deliciosa. Su sabor debe tener un punto de dulce. Una ramita de perejil o unos cebollinos le van muy bien.