albahaca,  Arroz,  champiñón,  ensalada,  gambas,  Recetas,  tomate

Ensalada de arroz

En el mundo pueden existir tantas ensaladas como imaginación tengamos, las combinaciones de productos son casi infinitas. Pero todas tienen un denominador común. Son frescas, muy digestivas, equilibradas y perfectas para una comida sana. Solo una cosa es importante, la combinación de los sabores.
Para esta ensalada para 4 personas
Ingredientes:
200 gramos de arroz tipo bomba
4 tomates Kumato
3 huevos para la tortilla
100 gramos de gamba blanca pelada cruda
Un bote de aceitunas con anchoas.
20 gramos de pasas sultanas
Unas hojas de albahaca fresca
100 gramos de queso fresco de cabra, con poca sal
4 champiñones medianos.
AOVE, sal, pimienta
Hervimos el arroz de la siguiente manera. En una cacerola colocamos el arroz y la doble cantidad en volumen de agua. Todo en frio. Una pizca de sal. 5 minutos a fuego muy fuerte y 13 a fuego mínimo. La sorpresa es que al pasar ese tiempo el agua se ha consumido por completo, el arroz está suelto y en su punto. Removemos y reservamos.
En una sartén con una cucharada de AOVE, saltemos las gambas salpimentadas con una copita de vino moscatel, reducimos y separamos 4 que reservaremos con su jugo para una tapa que acompañará al plato. Con el resto, vamos a hacer una tortilla muy planita, para lo que no batiremos las claras separadas de las yemas como hemos hecho en otras ocasiones para las tortillas esponjosas. Dejamos enfriar y troceamos en cuadraditos.
Troceamos los tomates en cuartos, es un tomate pequeño por lo que su tamaño es justo para ser un bocado perfecto.
En un bol grande añadimos el arroz, las aceitunas que habremos partido en trozos pequeños, las pasas, el tomate, la tortilla. Removemos para unificar.
Presentamos en un plato al que le pondremos un molde cuadrado o redondo al gusto, presionando ligeramente para que se mantenga firme. Añadimos unos hilos de AOVE por encima y las hojas de albahaca recién cortadas.
En una esquina de plato, colocamos una loncha de queso sobre unas hojas de albahaca. Y en el otro extremo pondremos un sombrero del champiñón asado sobre una sartén y dentro una gamba que teníamos frita con su jugo.

¡A disfrutar!
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *