El diario de René (Saga de Frédéric Poison nº 3) (Víctor Mirete)

Ambientada en la primera mitad del siglo XX, nos narra las investigaciones de su protagonista Poison, para descubrir el misterio de un diario encontrado en la prisión Terezín (República Checa). El trabajo de documentación ha debido ser excelente, lo demuestra el dominio de descripciones geográficas e históricas.
Usa el flashback con maestría total, llevándonos de la mano en toda su trama, creando en el lector la duda si la realidad es o no la verdadera historia. Con final sorprendente.

Prosa perfecta, diálogos magistrales, nos dejan con el buen regusto del mejor vino.
Esperamos del autor siga por otros derroteros y nos siga asombrando con su increíble imaginación.

Os dejo el enlace de compra:

La noticia impactante: “Zafón contra Reverte: estalla la guerra de los ‘best sellers’

Desgrano poco a poco su lectura y entiendo que la guerra no va de un escritor contra el otro, por algo que hagan o digan el uno del otro.
Es la guerra de las editoriales por comerse el pastel de los libros este invierno. Dos editoriales que copan el mercado literario por completo, dejando un mínimo resquicio, migajas, en su caso, al resto de editoriales independientes.
Hacía años que no se veía esta agresividad en la literatura por vender, por copar las mejores ventanas, los mejores escaparates, las mejores cabeceras de góndolas de las librerías. Planeta contra Penguin Random House Grupo Editorial, sería el mejor titular, por lo menos para los más entendidos, pero claro, son más conocidos Perez Reverte o Zafón que el grupo Random, para los sencillos lectores que solo buscan un buen libro para leer o para regalar.
¿Y qué les queda a los pequeños, a los medianos editores? Nada, de nada. La buena voluntad de conseguir un mísero estante donde colocar sus tres novelas. O la posibilidad que el amigo del periódico de una noticia sobre la presentación de alguno de sus libros.
Y creemos que, porque se lancen al mercado 400.000 libros del ganador del premio planeta de estos años, o los tantos del escritor líder de la otra editorial, los pequeños se tendrán que conformar con intentar vender algún ciento de los suyos.
O estás con los grandes o recoges a los amigos para que te compren tu libro.
La pérdida, en los últimos 10 años en las editoriales, es de más del 40% y quieren recoger los beneficios en este invierno. La crisis se ha acabado en todos los sentidos. La cultura es la última que se recupera y la primera que paga las crisis.
Si Ruiz-Zafón, Perez-Reverte, Dolores Redondo, Maria Dueñas e Ildefonso Falcones, están en la línea de salida con más, mucho más, de un millón de libros en estas fechas, la cultura se está sanado a marchas forzadas.
Y si la cultura vuelve a estar viva, todos tienen esperanzas, ayudémosles.
Y como dice mi gran amiga: “compra libros, para leer, para regalar, de tus autores, de los suyos, de los grandes, de los pequeños”.
Asensio Piqueras

Costillas de Hojaldre con cabello de ángel

Parece ser un postre muy típico de la región de Murcia, aunque yo lo he comida en diferentes provincias españolas. Su base es el hojaldre y el cabello de ángel, aunque las variedades son tantas como la imaginación tenga el cocinero.
El hojaldre es una masa complicada de elaborar, las actuales masas de hojaldre nos van a ayudar mucho en la elaboración de este dulce, las compramos directamente en los supermercados o en tiendas especializadas, nada difícil de encontrar.
El otro elemento dulce es el cabello de ángel, que también lo vamos a encontrar fácilmente en las tiendas, su presentación es envases en conserva o en bote metálico cerrado. Abrir y degustar.

INGREDIENTES:
Hojaldre dos masas cuadradas
Cabello de ángel, un bote
Azúcar moreno
Un huevo

ELABORACIÓN
Vamos a colocar la masa de hojaldre sobre una llanda de horno, le vamos a extender por encima el cabello de ángel, colocaremos la otra masa de hojaldre por encima, uniremos los bordes de las dos masas haciéndoles unos pellizcos, pincharemos con un tenedor en varios sitios la masa, para que el aire salga y no se estropee la parte superior, untaremos con un huevo batido toda la superficie y añadiremos espolvoreando el azúcar moreno por encima. Hay quien le pone una pizca de canela también, a gusto siempre.
Horneamos durante 10 minutos a una temperatura de 200º con el horno ya precalentado.
Estaremos pendientes de la masa, su cocción es muy rápida. Una vez dorada, apagamos el horno y sacamos la llanda.
Presentamos cortadas en costillas, trozos alargados de forma rectangular.
Una variante, como bien veis en las fotos, es con Nocilla, Nutella. Otra opción
Y a disfrutar

Historias Inconfesables (Pedro Molina)

Conocí a Pedro el día de su presentación oficial del libro Historias Inconfesable, es verdad que ese día conocí, menos mal, a muchos más amigos que lo son ahora. Ya lo aben ellos a quienes me refiero.
Su libro me intrigó antes de tenerlo en las manos, me gusta esa literatura erótica, fina elegante, con mucha chispa, con mucha imaginación. Será porque a veces mi cabeza borbotea historias parecidas y me atrevo a plasmarlas en el papel. Más comedido que Pedro que se atreve, además, en ponerlas en hojas dentro de un libro.
Ese día me interesó más la persona que el propio libro y así disfruté mucho más de su amistad que se mantiene y acrecienta en estos días.
Su libro volvió a caer en mis manos en una temporada, no muy lejana a las fechas de su presentación, en la que yo me encontraba de baja obligatoria por culpa de los médicos.
Me vino de lujo esa compañía, su lectura fue todo un “remanso” de felicidad, cada uno de esos intensos relatos me sacaba de la oscuridad de las cuatros paredes donde mi vida trascurría en el hospital. Era luz, fuego, vida lo que me mantuvo inquieto esos días de lectura y relectura, (no sé si esta palabra está en la RAE, pero me da igual), no me preocupaba si el médico vendría a decirme lo mismo, “te sigues quedando”.
Verbo ágil, lectura fácil, erotismo del más puro estilo ortodoxo, limpio y claro. Imaginativo, muy muy bien ambientados los personajes, algo difícil en relatos tan cortos, donde la imaginación tiene que ser el poder del escritor para trasmitirla.
No puedo sino recomendar la lectura de este libro a los amantes, como yo, de la buena literatura erótica, qué con mucho más hay hasta poesía en su prosa.
A día de hoy no tengo la seguridad de donde poder adquirir el libro, pero estoy convencido que a Pedro será fácil preguntarle. Os dejo su enlace de facebbok

El libro de Goethe: (Diana Dávila 4)

No estoy siguiendo el orden de lectura que el autor Esteban Navarro fue creando sus novelas, por lo que ésta, de El Libro de Goethe, estaría por detrás de la primera historia de la Inspectora Dávila.
Pero casi lo he preferido, así he podido ver a un personaje, que, pese a su juventud, es una experta investigadora, con dotes innatos para su profesión de policía.
Una trama e investigación sobre un asesinato de un compañero de profesión, con todos los colores de un crimen de brujería, de egoísmo, de avaricia, vamos de casi todos los pecados capitales, nos lleva a descubrir unos personajes que en apariencia pueden ser todos culpables, con una serie de resortes técnicos muy bien hilado en el desarrollo del libro.
Un desenlace espectacular con un giro final que nos engancha mucho más. Y yo, en concreto, hasta la última hoja quería leer.
Su lectura ágil, amena, bien llevada en las diversas tramas que tiene, detona su dominio de la técnica de escritura, así como su dominio de los argumentos policiales.

Para los apasionados de la novela policíaca 

Os dejo el enlace de compra
http://cort.as/pYVz