Reseñas Libros,  Uncategorized

Muyahidin (Francisco Casero Viana)

“Muyahidín”, de Francisco Casero es un libro que nos relata la historia del pueblo judío a raíz de su creación y del porqué se crea. Sigue unos pasos históricos muy bien descritos y documentados.

Para quien no tenga muy claro que son los árabes, los israelíes, los palestinos, el judaísmo o los mahometanos, tendrá una lección de historia perfecta.

Una documentación exhaustiva, y precisa, nos narra la vida y milagros de la familia Bin Laden hasta mediados de los 90.

Trama con ligeros toques de novela negra, intriga, pasión, dinero y sobre todo poder, poder total hasta donde se puede manejar la voluntad de las personas y no solo a través de la religión.

Se me queda algo corta y excesivamente documentada con saltos en el tiempo sin definir,

Pero se deja leer por la narración que hace Casero con una fluidez de ficción y realidad que la simultanea con ingenio y soltura.

Asensio Piqueras

Enlace de compra:

https://amzn.to/2A5G4XX

 

 

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Un Comentario

  • Francisco Casero Viana

    De nuevo, gracias por tu reseña.
    Hay dos apreciaciones tuyas que quiero matizar para que puedas comprender el sentido del libro, y los detallo a continuación utilizando tus mismas palabras:

    –Se me queda algo corta.
    Es cierto, Asensio. Se queda corta porque esta novela es la primera parte de una trilogía que continúa con LA IRA DE ALÁ y BANDERA FALSA/TERRORISMO DE ESTADO

    –Excesivamente documentada con saltos en el tiempo sin definir.
    También es cierto. Sin embargo, quiero aclarar que el motivo de escribir esta novela. El siete de agosto de 1998 me encontraba yo de camping cuando los medios de comunicación de todo el mundo dieron la noticia de que las embajada norteamericanas de Dar es Salaam -Tanzania- y Nairobi -Kenia-, habían sufrido un ataque terrorista simultáneo. En el ataque contra la embajada en Nairobi mataron al menos a 213 personas, entre ellas 12 estadounidenses y resultaron heridas entre 1.000 a 1.500 personas.​ Como consecuencia de la violenta explosión, quedaron completamente destruidos varios grandes edificios del centro de la ciudad y el debilitamiento de la economía de Kenia.
    La explosión que se produjo junto a la Embajada de Estados Unidos en Dar es Salaam, la capital de Tanzania, fue de menor potencia, aunque también dejó el barrio diplomático convertido en un caos de llamas, humo y escombros. Seis personas resultaron muertas y 58 heridas, según informó el encargado de negocios, John Lange. Entre los fallecidos, tres empleados tanzanos de la representación norteamericana, pero ningún ciudadano estadounidenses.El procedimiento de la acción fue similar al de Nairobi. La bomba estaba colocada en el interior de un vehículo estacionado junto a la entrada de la embajada, cuyo edificio sufrió importantes daños. Además resultaron afectadas las embajadas de Francia y Alemania, y una treintena de vehículos quedaron destruidos.
    Pero lo que más me llamó la atención, fue que se acusaba de la autoría intelectual a un multimillonario saudita, fundador de una organización islámica en Afganistán que preconizaba la Yihad contra cualquier interés norteamericano, se encontrasen donde se encontrasen.

    Para mí era una incongruencia que un millonario saudita se metiese a terrorista y decidí investigar. En primer lugar, de dónde había conseguido aquella fortuna y cuales habían sido los motivos para que se radicalizase de aquella manera un joven que lo tenía todo en el mundo. Pronto aparecieron en mis investigaciones los motivos: la situación palestino/israelí, la aparición de Septiembre Negro, Al Fatah, Los hermanos musulmanes, la Yihad islámica egipcia, los ataques terrorista de estas organizaciones y con contraataques israelíes. De ahí que relate acciones que parecen no tener una continuidad, pero que influyeron decisivamente en el ánimo de Osama, aunque quienes más influyeron, fueron el ayatollah Ruhollah Musaví Jomeini desde su exilio en París y el médico egipcio Aymán al-Zawahirí, jefe de la organización Yihad Islámica, sunita, igual que Osama y que Jomeini.
    Todo lo demás, está expuesto en la trilogía con la misma base de documentación y que expongo al final de cada libro por si algún lector curioso quiere cerciorarse de la veracidad de la información.

    Y no solo expongo en el mismo el radicalismo de Osama, sino también el papel que jugaron las potencias occidentales de la época, la independencia de los países de la península arábiga y los intereses inconfesables de dichas potencias con el manejo de las agencias de espionaje de cada una de ellas.

    Creo que debía dar una explicación del como y el porqué escribí estas novelas.

    Un saludo cordial
    Francisco Casero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *