• aceite ahumado,  ajo negro,  bacalao,  Recetas

    Hígado de bacalao ahumado sobre yogurt griego y ajo negro

    Esta tapa no es un diseño mío, es del Chef Gines Jose Nicolas Aguilar, del Restaurante Rincón de Pepe, pero que la he personalizado para hacerla quizá más asequible.
    Los ingredientes son fáciles de encontrar, un hígado de bacalao ahumado en conserva, lo podemos encontrar en cualquier supermercado de calidad, un yogurt griego, unos ajos negros, cada vez más fáciles de ver en los estantes, una brotes de lechugas variadas o flores comestibles, rosas, violetas, dan mucho juego y vistosidad, un buen aceite ahumado, luego diré como poder hacerlo con cualquier planta aromática. Una pizca de pimentón para decorar el plato.
    En unas tostadas de pan cortado muy fino, colocamos una cucharada de yogurt griego y lo extendemos, cortamos unas laminas del hígado de bacalao, decoramos con una par de flores y las laminas de ajos. Lo poco en este caso es mucho, unas gotas de ese aceite y colocamos esas tostadas sobre un plato blanco, en este caso al que le habremos puesto el pimentón espolvoreado.

    Para el aceite ahumado vamos a tener el mejor aceite de oliva virgen extra, AOVE, en un recipiente que podamos mantener bien cerrado, como el que utilizamos para mantener el café. Bien, tendremos unas ramas de Romero por ejemplo, nos vale cualquier tipo de planta aromática, tomillo, mejorana, incluso sarmientos, los quemamos con llama, que ardan y una vez que se paguen, esas brasas ya apagadas las metemos en el recipiente de cristal con el aceite, cerramos herméticamente, lo mantenemos por un tiempo no inferior a 10 ó 12 horas, filtramos con una estameña, un lienzo, fino y muy tupido, ya tenemos nuestro aceite ahumado. Lo mantenemos en una botella con tapón para que mantenga sus cualidades el máximo tiempo posible. A cada tipo de planta quemada tendremos un olor y sabor distinto, que nos valdrá para combinar para muchas comidas distintas.
    Visitas284
    Visitas 135122