Pollo frito (Asado) con patatas y cebolla

Esta receta tiene su miga, me explico. No tenía horno donde la estaba cocinando, así que pensé la forma de hacer un asado pero en una sartén. Vamos con los
Ingredientes para 4 personas:
1 pollo de corral de aproximadamente 3 kilos.
500 gramos de patatas, 4 unidades hermosas.
4 cebollas medianas dulces.
1 cabeza de ajos morados.
Un vaso de vino blanco, en su defecto una cerveza de 33 cl.
Sal, pimienta, especies como tomillo, romero.
Preparación:
El pollo lo cortamos de tal forma que cada uno de ellos sea una tajada. Salpimentamos y en una sartén con 3 cucharadas de AOVE a fuego muy fuerte, lo doramos. Una vez dorado, bajamos el fuego al mínimo, añadimos la mitad del vino, la cabeza de ajos y las especies.
En otra sartén vamos a freír a fuego muy lento las patatas y las cebollas coartadas en rodajas finas y salpimentadas, en 3 cucharadas de AOVE, añadiendo la otra mitad de vino. Taparemos la sartén con una tapa de aluminio y durante 20 minutos la tendremos cocinando. Las patatas tienen que quedarse casi cocidas en su aceite y la cebolla transparente.
Una vez tengamos el pollo en unos 20 minutos se lo añadimos a las sartén donde estamos con las patatas y las cebollas. Subimos el fuego, doramos las patatas y las cebollas dejándolos en el punto de crujiente que queremos, se unifican los sabores del pollo y las patatas, todos sus jugos. Para que no se queden secos, debemos tener preparado, o bien algún caldo de pollo o en su defecto agua, incluso más vino o cerveza, pero con la precaución de añadirlo con suficiente antelación pata evaporar los alcoholes.
Presentamos en una fuente y adornamos con una ramita de romero.

¡A disfrutar!

Merluza confitada con verduras

Para dos personas:
400 gramos de lomos de merluza. En este caso la he comprado congelada.
100 gramos de judías verdes planas congeladas
100 gramos de guisantes congelados.
2 patatas medianas.
AOVE
Dos ajos
1 hoja de laurel
Sal
Elaboración:
Las verduras las coceremos en agua hirviendo y una pizca de sal. Importante medir los tiempos para que las tres partes de la recetas coincidan en el tiempo final.
Las dos patatas las vamos a cocer durante 10 minutos, bien lavadas y enteras, sin pelar, junto con las dos verduras. Al pasar ese tiempo las pondremos en una llanda de horno o fuente de cristal y las asaremos exclusivamente con el grill durante 10 minutos a 250º, una vez cortadas por la mitad, añadiéndoles una pizca de sal.
Para confitar el pescado lo haremos en un cazo alto, pondremos los lomos de merluza descongelados, los dos ajos y la hoja de laurel, todo en frio. Cubriremos con AOVE. Tiempo 20 minutos, temperatura no más de 70 grados. Yo mido la temperatura de una forma muy práctica. Meto el dedo, tengo que sentir la temperatura sin llegar a quemarme. Y os aseguro que es una buena forma. Lo legal es tener un termómetro de cocina y ajustarse a la técnica. Al final explicaré el porqué de la cocción confitada.
Sacaremos el pescado reservando en un plato para que deje el sobrante del aceite, aunque podréis comprobar que es justo el que necesita. Podemos recuperar todo el aceite, nos servirá para los fritos que queramos de pescado.
Presentamos en un plato sobre la base de las verduras al dente y calientes los lomos de merluza. Ponemos en las esquinas los dos trozos de patata cocida-asada.

Confitado:
El confitado es una técnica especifica de cocina referida en especial a carnes, aunque hoy en día se elaboren confitados con pescados (salmón, atún y bacalao principalmente) y verduras y hortalizas.
Consiste en introducir el género en un tipo de grasa (mantequilla clarificada, aceite de oliva, manteca de cerdo, etc.) y cocinarlo a baja temperatura (entre 60 y 90 ºC, dependiendo el género) hasta que este cocinado.
De esta manera con el confitado se consigue que las grasas se fundan en el medio de cocción y los jugos que no son liposolubles se queden dentro del alimento dejándolo jugoso y tierno.
Los pasos para hacer un confitado son:
Preparación del alimento, eliminando grasas innecesarias, limpiándolo si hiciese falta.
Selección de los elementos aromáticos a utilizar. Laurel, tomillo, clavos, ajos, romero, tomillo, etc. Son sólo algunos de los elementos que podemos utilizar. La sal siempre al final, antes de servir.
Se cocina troceado por raciones o bien por piezas si es un género pequeño.
Debemos controlar la temperatura en todo momento y que no haya ebullición ni que la grasa humee. Lo mejor es utilizar termómetros especiales que se sumergen en el género o bien por infrarrojos.

De la web directo al paladar

Lomos de bacalao al horno con patatas, verduras con un sofrito de ajo y guindilla.


Para dos personas medio bacalao fresco, mejor los dos lomos, 3 patatas y cebolla dulce, 2 pimientos verdes alargados, tipo italiano, 100 gramos de judía verde congelada, 100 gramos de guisantes congelados. 3 cucharadas de AOVE, sal, una guindilla, 3 dientes de ajo.
Para su elaboración vamos a pochar la cebolla cortada en juliana, con un pellizco de sal a fuego flojo, la reservamos. Freímos en esa misma sartén los pimientos cortados a rodajas, reservamos. En un cazo hemos puesto agua a hervir con un pellizco de sal, cuando hierva el agua añadimos las dos verduras que nos quedan, los guisantes y las judías, el tiempo de un nuevo hervor y al agua fría, escurrimos y salteamos con una cucharada de AOVE, en la misma sartén que hemos cocinado la cebolla y los pimientos, reservamos.
El horno lo tenemos caliente a 200º grados y hemos puesto las patatas cortadas por la mitad con unos cortes en el centro, salando y aceitando, hasta que las tengamos asadas y doradas por encima.
En una cazuela de horno, una llanda, o una fuente de cristal que aguante el horno, colocamos toda la verdura pochada extiéndala en su base, colocamos los lomos de bacalao encima, salamos ligeramente los lomos y unas gotas de AOVE por encima. Ponemos en el horno a 200º entre 10 y 12 minutos nada más.
Presentamos en una fuente con la verdura por cama, los lomos de bacalao encima al que le habremos puesto el refrito de unos ajos y una cayena, guindilla o pimienta roja.

Pica los otros dientes de ajo en láminas, fríelos y agrega la guindilla en aros, riega el pescado y sirve.

Patatas Rocieras

Esta es una Tapa bastante típica en Andalucía, y más en el Rocío. Su variantes son muchas, desde una mahonesa, hasta un ajioli. En este caso lo hemos preparado con un majado.
Para esta tapa, ya que la podemos considerar así, necesitamos unas patatas nuevas y pequeñas, a las que lavaremos muy bien, y sin pelar, las cortamos en cuartos, las vamos a freír en aceite de oliva virgen extra AOVE, a una temperatura media o baja y en una sartén a la que podamos tapar. Queremos que casi se cuezan en su aceite y que solo al final se dore la piel de la patata. Una vez la tengamos con la piel crujiente y la patata en su punto, reservamos.
Para el majado necesitamos un buen aceite AOVE, un buen ajo, al que picaremos muy finamente, un buen manojo de perejil fresco, bien picado y una sal gorda. Todo ello lo tendremos en un bol, un mortero, o cualquier recipiente durante un tiempo de una hora.
En el momento de servir las patatas calientes, le pondremos ese majado por encima.
Una delicia de tapa.

Y el truco ya lo sabéis, el crujiente de la piel de la patata.

Salmorejo

Para 4 personas 1,2 kilos de tomates maduros, yo he utilizado de rama, medio ajo sin la simiente, sal, 200 gramos de pan de pueblo del día anterior, en Córdoba se le dice pan de telera, un vaso pequeño de aceite de oliva virgen extra, AOVE, 2 huevos duros, Y 200 gramos de jamón ibérico en lonchas. Una ramita de perejil para decorar.
Cocemos los huevos durante 10 minutos a partir que el agua empiece a hervir. Yo los pongo desde el principio en el agua fría y a cocer. Reservamos.
Pelamos los tomates y troceamos en cuartos. Yo los pelo antes, aunque luego los pasaremos todo por un colador fino. Picamos el medio ajo. En una vaso para triturar con el brazo mecánico pasamos todo hasta dejar una textura uniforme. Troceamos el pan y lo dejamos dentro de ese vaso por tiempo de 10 minutos para que se empape bien. Trituramos de nuevo todo, añadimos la sal y el aceite, trituramos de nuevo, probamos y rectificamos en su caso. Colamos todo para quitar las pepitas y durezas que puedan quedar. Metemos en el frigorífico hasta enfriar bien.
Presentamos en un plato hondo, decoramos con el huevo duro muy picado y el jamón en crujiente que previamente lo hemos metido al microondas o en el horno hasta que se nos quede al gusto. Decoramos con una hoja de perejil y un chorrito de aceite.
El secreto o truco de esta gran sopa fría esta en los tomates y en el pan Yo no le pongo vinagre. 
Y para terminar este plato es para todo el año, pero en días de estío es una gran solución refrescante.

Plato Combinado de Huevos

En una sartén con abundante aceite, siete cucharadas soperas de aceite virgen extra, bien caliente, sofreímos una cabeza de ajos negros de Pedroñeras, cortada por la mitad ya hemos hablado de ellos alguna vez. Reservamos. En ese aceite freímos unas pechugas de pollo, laminadas y cordadas al bies, salpimentadas, por los dos lados, retiramos y reservamos.
En ese aceite freímos una par de huevos de gallina. Al gusto de cada uno, hay cientos de formas de servir unos huevos fritos, tantos como gustos distintos.

Presentamos,. Adornado con la cabeza de ajos, y distribuyendo los filetes de pechuga, adornamos con una hoja de perejil fresco.