Pimientos rellenos de gambas y calamar

Ingredientes para dos personas
2 pimientos rojos pequeños
100 gramos de gambas
100 gramos de calamar troceado
1 cucharada de aceite de oliva extra virgen AOVE
Queso Parmesano o similar, rallado
Sal y pimienta
Preparación:
En una bandeja de horno vamos a colocar los dos pimientos, limpios de pepitas a los que habremos quitado la parte superior, con unas gotas de AOVE y una pizca de sal, al horno durante 20 minutos a 150grados.
Vamos a pelar las gambas y con las cabezas haremos un ligero fumet. Reservamos.
Por otro lado haremos una bechamel, aquí tenéis la receta: “Vamos hacer una bechamel con un poquito de mantequilla, unos 100 gramos, que colocaremos en un cazo a fuego flojo, tendremos cortada, o casi rallada una cebolleta tierna, que pocharemos con esa mantequilla, cuando este casi transparente, añadiremos la harina, 3 cucharadas soperas, cocinaremos por un tiempo suficiente para que la harina se haga. Vamos añadiendo la leche, casi un litro nos hará falta, y sin dejar de remover la varilla, cocinamos por un tiempo de 20 minutos, añadiendo la leche a poquitos hasta conseguir una masa densa, rectificamos de sal, pimienta y yo le pongo una pizca de nuez moscada. Esta receta es en general, para esta comida disminuir cantidades en proporción.”
Cuando la tengamos a mitad de cocción le añadimos las gambas ya peladas y los dados de calamar troceados. Le vamos añadiendo a poquitos, el fumet, hasta conseguir una crema ligera. Cocinamos unos 10 minutos más.
Sacamos los pimientos del horno, los rellenamos con esta bechamel y con el queso rallado por encima.
Al horno nuevamente, durante 10 minutos gratinando.
Presentamos al gusto.

Croquetas de espinacas

Una croqueta más de las muchas que se pueden hacer o inventar.
Ingredientes (2 personas): 150 gr. de espinacas frescas, 50 gramos de pasas sultanas, 30 gramos de piñones, 1/2 l. de leche, una buena cucharada de harina, una nuez de mantequilla, aceite de oliva (AOVE), sal, nuez moscada, pimienta recién molida. Para el rebozado: huevo y pan rallado.
Elaboración: En una cazuela con agua, vamos a escaldar las espinacas con un solo hervor, y las retiramos enfriándolas con agua helada. En una sartén con una cucharada de aceite, salteamos las espinacas añadiendo las pasas hidratadas y los piñones. Reservamos.
Preparamos una bechamel, la hemos explicado muchas veces, aquí tenéis la receta.
Cuando la tengamos lista de sal, pimienta, y nuez moscada, añadimos el salteado de espinacas a las que antes habremos picado a cuchillo para trocearlas bien.
Cocinamos todo junto unos 5 minutos. Colocamos esa masa en una fuente y dejamos enfriar, yo le pongo, tanto a la fuente en vacio como luego a la masa, una ligera capa de aceite para que no se peguen ni haga costra.  Y para terminarlas le damos a la masa la forma que más nos guste. Las pasamos por pan rallado, huevo y de nuevo por pan rallado. Fríelas en abundante aceite muy caliente. Sirve las croquetas y adorna el plato con perejil picado.

Aprenderemos una nueva croqueta y un sabor delicioso. Las pasas y los piñones son opcionales.

Croquetas de Chorizo Manchego

Vamos hacer una bechamel con un poquito de mantequilla, unos 100 gramos, que colocaremos en un cazo a fuego flojo, tendremos cortada, o casi rayada una cebolleta tierna, que pocharemos con esa mantequilla, cuando este casi transparente, añadiremos la harina, 3 cucharadas soperas, cocinaremos por un tiempo suficiente para que la harina se haga. Vamos añadiendo la leche, casi un litro nos hará falta, y sin dejar de remover la varilla, cocinamos por un tiempo de 20 minutos, añadiendo la leche a poquitos hasta conseguir una masa densa, rectificamos de sal, pimienta y yo le pongo una pizca de nuez moscada.
En este momento añadimos los chorizos fritos y troceados, seguimos removiendo hasta que la textura y consistencia de la bechamel la tengamos a nuestro gusto.
En una fuente de cristal, aceitada por todos los sitios para evitar que se pegue o haga una costra, colocamos la masa y dejamos enfriar de un día para otro en la nevera.
Y a freír las croquetas como más nos gusten, pan rallado, huevo y pan rallado de nuevo, por ejemplo.

El sabor de estas croquetas es muy especial. Su intenso aroma a chorizo nos recordará siempre a nuestra tierra. Opciones cambiamos estos chorizos por cualquiera de la tierra de donde somos. 

Tapa Raviolis de Calabacín con hongos y langostinos

Cuando se piensa en Raviolis lo primero que te llega a la cabeza es pasta italiana, bueno pues como dice el Dr. Google, significa plegado del italiano “Raviolo” de envolver a otra cosa
Se me ocurrió envolver en unas tiras de calabacín unos hongos con marisco y salió esta maravilla.
1 calabacines, 3 langostinos frescos, pueden ser congelados pero crudos. 6 champiñones., un ajo. Una nuez de mantequilla, un vaso de leche, 4 cucharadas de AOVE. Sal, pimienta, nuez moscada y dos cucharadas de caldo de pescado. Si, ya sé que es muy poco, pero lo podéis tener de días anteriores en un cubito de hielo, y descongelarlo en el momento.
Preparamos la bechamel derritiendo la mantequilla y mezclando la harina hasta obtener una pasta homogénea. Incorporamos la leche y removemos sin parar hasta que espese. Salpimentamos y añadimos nuez moscada al gusto.
Cortamos los champiñones en trozos muy pequeños, y en una sartén con una cuchara de AOVE, colocamos el diente de ajo, sin la simiente, picado muy finamente, y añadimos el champiñón, y el caldo de pescado o marisco, salteamos y reducimos, cuando estén terminados, le ponemos las colas de los langostinos, salteamos ligeramente, añadimos ahora una cucharada de la bechamel, y reservamos.
Cortamos el calabacín en tiras muy finas, a ver, yo lo he hecho a cuchillo, pero con una mandolina nos saldrán lo más finas que podamos, quedaran mucho mejor, pero no pasa nada si lo intentáis a cuchillo.
Las tiras las colocamos en forma de cruz, colocamos en el centro una pequeña cantidad del salteados de champiñones, con su jugo y un langostino encima, cerrados las tiras sobre ellas. Cerrado la cruz. En una sartén con 2 cucharadas de AOVE, freímos por ambos lados a fuego fuerte, 5 minutos. Y reservamos.
Terminamos con estos extraños Raviolis, en el horno al grill, o salamandra, 3 minutos.
Presentamos en un plato blanco, con una cucharada de bechamel por encima y espolvoreamos orégano por encima, bien calientes.

Berenjenas rellenas de carne picada gratinadas

Cortamos las berenjenas por la mitad y a lo largo, damos unos cortes sin traspasarlas en forma de cuadros, untamos con aceite de oliva extra virgen y las colocamos en una llanda y las hornearemos a 150º durante 40 minutos, unas vez asadas, retiraremos la carne con una cuchara procurando no romper la piel de las berenjenas, picaremos tota la carne a cuchillo y reservaremos.
En una sartén pondremos 2 cucharadas de aceite virgen extra de oliva, pocharemos media cebolla, pondremos la carne picada a un 20% de cerdo y el resto de ternera, salpimentaremos, pondremos unas hierbas al gusto, tomillo, romero, albahaca, hierbabuena, orégano, y una copita de brandy, a fuego lento, cuando este casi dorada incorporamos la carne ya picada de las berenjena, unificamos todo una par de minutos y empezamos a rellenar las medias berenjenas.
Tenemos preparada una bechamel muy ligera para cubrirlas berenjenas, a las que terminaremos con unas ralladuras de cualquier queso curado, dándoles un par de minutos de grill en el horno,
Presentamos adornadas con cualquier rama de las hierbas que pusimos.