Gazpacho Murciano

Ingredientes:
2 botes de 1 kilo de tomate entero,
2 ajos 
5 pepinos
1 cebolla tierna mediana
1 Limón
1 pimiento hembra rojo, me decanto por este tipo por su punto de amargor
5 zanahorias
Sal. 
Preparación:
En una cacerola de buen tamaño, introducimos todas las verduras troceadas para su mejor triturado con el brazo mecánico, también se puede colocar en estos robot de cocina tan útiles.
Trituramos muy bien hasta dejar una crema ligeramente espesa. Hay que tener en cuenta que no le voy a poner ni agua ni pan. Salamos a nuestro gusto, para esta cantidad yo le he puesto dos cucharas soperas de sal.
Añadimos AOVE hasta que veamos que se integra perfectamente, yo le he puesto una taza de café hasta arriba.
Colamos en un chino fino toda esta crema. Probamos de sal nuevamente y añadimos el zumo de limón al gusto. En este caso lo he sustituido en vez del típico vinagre. La textura que nos da la zanahoria es muy agradable. 
Servimos en plato, taza de cremas muy frío.
Podemos añadir cualquiera de las verduras troceada como acompañamiento. 
Notas aclaratorias. No he encontrado en la literatura en gazpacho murciano de esta forma, no he visto ninguno que específicamente diga que lleva zanahoria. Pero la receta de Diego Rosique así me lo decía y así lo he hecho con mi toque personal.
A disfrutar

Berenjenas rellenas de verdura y atún al horno

Ingredientes para dos personas:
·         2 berenjenas peladas y cortadas a lo largo
·         3 latas de atún en aceite
·         Una cebolla
·         Salsa de tomate
·         Una rama de apio
·         Queso parmesano
·         AOVE, sal y pimienta
·         Una ramita de perejil o de romero para decorar
Preparación
·         Precalentar el horno a 175° C.
·         Colocamos las berenjenas partidas por la mitad a las que le haremos unas incisiones con el cuchillo a lo largo y ancho para una mejor cocción, les pondremos sal y un buen chorreón de AOVE, sobre los 30 minutos a esa temperatura.
·         Pochamos la cebolla, cortada en brunoise, en una sartén con una cucharada de AOVE a fuego bajo durante 20 minutos, reservamos.
·         Tenemos preparada una salsa de tomate a nuestro gusto o lo compramos frio.
·         Picamos en apio fresco, una ramita, reservamos.
·         A las berenjenas, una vez asadas, les quitamos toda la carne, reservamos la piel, la picamos a cuchillo.
·         En un bol juntamos todos los ingredientes, la carne de las berenjenas, la salsa de tomate, la cebolla pochada y las tres latas de atún a las que les habremos quitado el aceite, removemos para unificar, salpimentamos al gusto.
·         Vamos colocando con una cuchara esta masa en las pieles de las berenjenas rellenando muy bien.
·         Colocamos el queso parmesano por encima y metemos al horno a 250º, es decir, con el grill encendido durante 5 minutos. Hasta que el queso se nos dore y quede crujiente.
·         Presentamos con una ramita de perejil o de romero.
Y a disfrutar.

Tacos de pollo y verdura

Unos tacos mexicanos hechos por un albaceteño con mucho respeto y cariño. 
Ingredientes para dos personas:
Tortillas de maíz
Una buena pechuga de pollo
Una cebolla mediana
Un pimiento rojo hembra de cuatro puntas
Un pimiento vede hembra de cuatro puntas
Albahaca fresca
Cayena
Sal y pimienta negra
AOVE
Preparación:
Vamos a trocear en juliana todas las verduras, la cebolla, los pimientos verdes y rojos. En una sartén con dos cucharadas de AOVE y una cayena, salteamos la verdura con una pizca de sal y a fuego medio-bajo. Hemos elegido los pimientos hembra, por su sabor más dulce, muy apropiados para comer en crudo, pero que esta receta tendrá su punto dulce y picante.
La pechuga la tenemos troceada también en juliana fina, la salpimentamos y cuando la verdura la tengamos a medio pochar, la añadimos.  
Las tortitas de trigo las hemos comprado en un supermercado, se calientan en el microondas, según las recomendaciones del fabricante, sobre los 15 segundos.
Las vamos rellenando con lo que tenemos en la sartén a fuego ya muy bajo, les añadimos una salsa de tomate al gusto, a mi me encanta la que hago dulce y picante.
Acompañamos con unas hojas de albahaca cortada muy finita por encima. Y unas patatas fritas.

¡A disfrutar!

Pollo frito (Asado) con patatas y cebolla

Esta receta tiene su miga, me explico. No tenía horno donde la estaba cocinando, así que pensé la forma de hacer un asado pero en una sartén. Vamos con los
Ingredientes para 4 personas:
1 pollo de corral de aproximadamente 3 kilos.
500 gramos de patatas, 4 unidades hermosas.
4 cebollas medianas dulces.
1 cabeza de ajos morados.
Un vaso de vino blanco, en su defecto una cerveza de 33 cl.
Sal, pimienta, especies como tomillo, romero.
Preparación:
El pollo lo cortamos de tal forma que cada uno de ellos sea una tajada. Salpimentamos y en una sartén con 3 cucharadas de AOVE a fuego muy fuerte, lo doramos. Una vez dorado, bajamos el fuego al mínimo, añadimos la mitad del vino, la cabeza de ajos y las especies.
En otra sartén vamos a freír a fuego muy lento las patatas y las cebollas coartadas en rodajas finas y salpimentadas, en 3 cucharadas de AOVE, añadiendo la otra mitad de vino. Taparemos la sartén con una tapa de aluminio y durante 20 minutos la tendremos cocinando. Las patatas tienen que quedarse casi cocidas en su aceite y la cebolla transparente.
Una vez tengamos el pollo en unos 20 minutos se lo añadimos a las sartén donde estamos con las patatas y las cebollas. Subimos el fuego, doramos las patatas y las cebollas dejándolos en el punto de crujiente que queremos, se unifican los sabores del pollo y las patatas, todos sus jugos. Para que no se queden secos, debemos tener preparado, o bien algún caldo de pollo o en su defecto agua, incluso más vino o cerveza, pero con la precaución de añadirlo con suficiente antelación pata evaporar los alcoholes.
Presentamos en una fuente y adornamos con una ramita de romero.

¡A disfrutar!

Lomo de cerdo asado a la manzana

Ingredientes
1 lomo de cerdo de 400 gramos limpio de grasa
1 cucharada de aceite de oliva virgen, AOVE
2 manzanas reineta
Una cebolla
Un puerro
2 zanahorias
1 vaso pequeño de caldo de carne
1 vaso pequeño de vino blanco
Sal, pimienta
Receta para dos personas.
En una sartén con esa cuchara de AOVE, y a fuego muy fuerte, sellamos el lomo, que previamente lo hemos salpimentado por todos los lados y reservamos.
En los jugos que ha dejado la sartén sofreímos todas las verduras troceadas, la cebolla en juliana, añadimos el vaso de vino para que evapore el alcohol, cocinamos por espacio de 5 minutos. El interés es que esos sabores se mezclen bien con las verduras.
En una fuente de cristal de horno, colocamos en lomo en el centro y añadimos todas las verduras a su alrededor.
Las manzanas las hemos descorazonado, pelado y cortadas en octavos, y metidas mientras las cortamos en un bol con agua y el zumo de un limón para que no se ennegrezcan.
Las ponemos encima de todas las verduras y el lomo. Añadimos el vaso de caldo de carne.
Metemos en el horno ya precalentado a 180º la fuente de cristal. Tiempo 20 minutos y le damos la vuelta al lomo removiendo las verduras. Otros veinte minutos. El tiempo puede variar en función del tamaño del lomo, Yo lo tuve un total de 45 minutos.
Reservamos el lomo. Todas las verduras las reducimos en una sartén a fuego fuerte hasta que el caldo casi desaparezca. Las trituramos y las pasamos por un chino fino, hasta dejar una crema suave.
Troceamos el lomo en filetes de un centímetro de grueso y adornamos con esa salsa de color naranja deliciosa. Su sabor debe tener un punto de dulce. Una ramita de perejil o unos cebollinos le van muy bien. 

Zarangollo de calabaza (Ciezano)

Plato muy típico de Cieza (Murcia), y más en las fiestas de primavera.
Vamos con la receta, que consta de cuatro ingredientes básicos, el huevo, Calabaza Cucurbita y particularmente en una calabaza de invierno, la calabaza butternut, la ñora (pimiento seco), la patata y la cebolla
 
El resto, aceite de oliva, AOVE, sal, y mucho cariño.
Cantidades, pues para dos personas, dos patatas medianas, 200 gramos de calabaza, una cebolla grande dulce, cuatro huevos de codorniz o dos de gallina, dos cucharadas de AOVE, y una pizca de sal y otra de azúcar.
Yo esta receta la preparo como si fuera para hacer una tortilla de patatas. Es decir, en una sartén cada una de los tres ingredientes que hay que cocinar.
Para ello, vamos con la calabaza, la limpiamos de la piel con un buen cuchillo afilado, la piel es muy dura. Troceamos lo mas pequeño que nos permita nuestra habilidad y cocinamos en una sartén con menos de una cucharada de AOVE, a fuego muy flojo, añadimos unas pizca de sal y otra de azúcar. La calabaza suelta menos agua que el calabacín, por lo que el tiempo será de una media hora.
Seguimos con la cebolla, a la que pocharemos en una sartén a parte, cortándola en juliana y al igual que la calabaza, a fuego muy flojo y la misma cantidad de AOVE, la terminaremos en media hora. En ese momento añadimos las ñoras limpia, troceadas y sin pepitas, rehogamos un par de minutos, reservamos unos trozos de ñora para decorar al final.
Y las patatas, peladas y cortadas en rodajas como para la tortilla de siempre, cocinamos como siempre, a fuego medio y con una pizca de sal.
Cuando tengamos las patatas cocinadas y las cebollas las juntamos en la misma sartén para que los sabores se unifiquen. Cocinamos por cinco minutos, rectificamos de sal.
Es el momento de los huevos, los freímos en una sartén, sin AOVE si son de cordorniz, si son de gallina, pues como siempre con el aceite muy caliente para que la clara se cuaje en puntilla y la yema quede líquida.
Presentamos en unas rebanadas de pan ligeramente tostado, y adornamos con unos bastones de calabaza, los trozos de ñora por encima y los
Plato que se puede comer frio, templado o recién hecho. Como tapa excepcional. Su sabor saldo y dulce a la vez contrasta con el tono de la ñora.
Una exquisitez.
A mi amiga Matilde

Zarangollo Murciano

Plato muy típico de Murcia, y más en las fiestas de primavera.
Vamos con la receta, que consta de cuatro ingredientes básicos, el huevo, el calabacín, la patata y la cebolla.
El resto, aceite de oliva, AOVE, sal, y mucho cariño.
Cantidades, pues para dos personas, dos patatas medianas, dos calabacines medianos, una cebolla grande dulce, cuatro huevos, dos cucharadas de AOVE, y una pizca de sal.
Yo esta receta la preparo como si fuera para hacer una tortilla de patatas. Es decir, en una sartén cada una de los tres ingredientes que hay que cocinar.
Para ello, vamos con el calabacín, lo limpiamos de la piel con un pelapatatas quitándole a tirar la piel, dejando sitios sin quitar, reservamos esas tiras para la decoración final. Troceamos en rodajas y cocinamos en una sartén con menos de una cucharada de AOVE, a fuego muy flojo. El calabacín soltará toda su agua, por lo que el tiempo será más de una hora.
Seguimos con la cebolla, a la que pocharemos en una sartén a parte, cortándola en juliana y al igual que el calabacín, a fuego muy flojo y la misma cantidad de AOVE, la terminaremos en media hora.
Y las patatas, peladas y cortadas en rodajas como para la tortilla de siempre, cocinamos como siempre, a fuego medio y con una pizca de sal.
Cuando tengamos las patatas cocinadas y las cebollas las juntamos en la misma sartén para que los sabores se unifiquen, el calabacín tardará un poco más en terminarse, tiene que evaporarse casi toda el agua. En ese momento uniremos los tres ingredientes, al calabacín las patatas y la cebolla. Cocinamos por cinco minutos, rectificamos de sal.
Es el momento de los huevos, los cascamos y los dejamos encima que se vayan cocinando la clara, cuando estén casi cuajados rompemos las yemas ligeramente.
Presentamos en un plato adornándolo con unas tiras de la piel de calabacín por encima.
Hay una cosa importante, este plato mejoro mucho de un día para otro, por lo que se puede servir como tapa del día anterior.

Una exquisitez.

Verduras y huevos al horno

Para dos personas una berenjenas jaspeada de la calidad Gandía, 3 pimientos verdes tirando ya a rojos, una buena cebolla dulce, tipo Figueras, un calabacín mediano, 4 huevos, dos cucharadas de AOVE, sal negra.
Como las verduras tienen distintos tiempos de asado, en una bandeja de horno, hemos asado los pimientos. Una hora a 180º, con unas gotas de AOVE, una vez atemperados los hemos despepitado y quitado la piel, reservamos.
En otra bandeja, hemos cortado las Berenjenas en rodajas gruesas como de un dedo, las hemos puesto en la bandeja de horno, junto con la cebolla que igualmente habremos cortado en rodajas. Una cucharada de AOVE por encima y al horno, tiempo, 20 minutos a 150º.
En otra bandeja de horno, pondremos el calabacín cortado a tiras finas a lo largo, con un buen cuchillo, o con una mandolina lo podremos hacer perfectamente. 10 minutos a 150º.
Una vez que tenemos todo asado, colocamos en la bandeja donde tenemos reservados los pimientos, el resto de las verduras, calabacín, cebolla, berenjena y le cascamos 4 huevos fresco encima. Al horno esa bandeja, 150º y tiempo hasta que observemos que los huevos cuajan las claras con las yemas en su punto.
Presentamos en una bandeja de cristal redonda y ahora le ponernos una sal negra en mi caso, o un sal gorda, en escamas, Maldon, etc. Necesitamos que el crujiente de la sal nos de ese toque en la boca que contraste con el dulce de las verduras y el huevo.

 

Que aproveche!!!

Pisto manchego con yema de huevo

Esta receta es la típica del pisto manchego con su tomate, cebolla y pimientos. Pero creo que le he puesto un punto de altura a este clásico.
Para 4 personas, 2 kilos de tomates ya maduros, 4 pimientos rojos de esos cascudos, con carne, vaya, y dos buenas cebollas, si son de esas dulces de Figueras mejor. 4 yemas de huevo, sal, 4 cucharas de AOVE, 4 cucharadas soperas de azúcar.
Hemos asado los pimientos al horno, durante 1 hora a unos 160 grados, con unas gotas de aceite. Una vez asados, los hemos limpiado de pepitas y de piel, y recortamos con los dedos a tiras y reservamos, con todos sus jugos.
Por otro lado, en una sartén, con dos cucharadas de AOVE, freímos los tomates a fuego medio, a los que antes le hemos quitado la piel, con cualquiera de los procedimientos conocidos, con un cuchillo, puntilla, o bien escaldados en agua, sobre un minuto y luego al agua helada con dos cortes en el culo en cruz, se pelan de maravilla. Como los tiempos de cocción del tomate y la cebolla para mí son distintos, en otra sartén, y con otras dos cucharadas de AOVE, pochamos las cebollas, cortadas en juliana, a fuego muy flojo, a unos 80 grados máximo, que se cuezan en su propios jugos, sin sal ninguna, tenemos que dejarla transparente sin que lleguen a dorarse.
Por partes, tenemos la cebolla ya pochada, los pimientos reservados en tiras con sus jugos, y el tomate terminando de hacerse. Lo probamos, veremos que tiene un punto de acidez, salamos, y le añadimos las cucharadas de azúcar, seguimos cocinándolo añadiendo en este momento los pimientos y la cebolla. Cocinamos por 15 minutos más, probamos de nuevo, nos tiene que saber a un punto dulce, nunca ácido.

Presentamos en un plato y le añadimos en ese momento la yema de un huevo, ojo solo la yema, sin la clara, se cocinará lo justo con el calor del pisto, le añadimos una sal negra mineral. Le da ese punto que a muchos nos gusta en la yema.

Tomate partido con cebolleta tierna, Un tapa típica

Está claro que este plato es lo más típico que se ha pedido en los bares, en las casas, y como recurso de tapa en cualquier sitio.
Hemos utilizado un buen tomate de la huerta, de esos que cuando los partes huelen a miel, lo hemos pelado como ya sabéis, el video lo tenéis en la multimedia del blog, lo hemos partido a gajos, como si de una naranja se tratara.
A una cebolleta tierna, que tiran a dulce, la hemos partido en juliana, a tiras largas dejando un poco de la parte verde.
Hemos añadido una sal negra, ahumada, con un ligero toque de carbón, no es difícil de encontrar ya.
Y por ultimo ese gran oro liquido de nuestras tierras el AOVE, el aceite de oliva virgen extra.
La decoración, pues la corteza del tomate al cortarla con cuidado sale de una pieza, con la que hemos hecho una rosa roja. Ojala y algún día la pueda hacer de color amarillo, es mi rosa preferida.
Ponerle cariño, se agradece.