• cebolla,  guisante,  jamón,  Recetas

    Guisantes salteados con jamón

    Para dos personas:

    300 graos de guisantes baby frescos

    100 gramos de jamón curado

    1 cebolla roja

    2 cucharadas de AOVE

    20 gramos de azúcar moreno

    Preparación:

    Cortamos la cebolla roja en juliana y la pochamos con una pizca de sal y las dos cucharas de AOVE durante 30 minutos, una vez pochada añadimos el azúcar moreno y removemos, añadiendo en ese momento el jamón cortado en Brunoise, en cuadraditos pequeños, cocinamos por 5 minutos, añadiendo los guisantes crudos y lavados. Salteamos por dos minutos y servimos.

    La sal no es necesaria por el toque que ya lleva el jamón, el crujiente se lo da el guisante al que solo lo hemos cocinado por un par de minutos y al ser tan fresco casi no hace falta más.

    Se sirve ligeramente templado.

    A disfrutar.

  • guisante,  guisantes,  jamón,  puerros,  Recetas

    Crema de guisantes y puerro

    Guisantes y tirabeques. Dos legumbres tan parecidas que pocas veces las sabemos diferenciar. Una redonda y alargada, la otra plana y chata. A unos hay que pelarlos y descubrir su apreciable fruto, al otro nos vale con quitarles las puntas y cocinar troceados.

    Importante para poder hacer cualquier receta es saber el peso en cada caso, con los guisantes necesitaremos una media del doble de guisante para conseguir la mitad en peso de su fruto. En los tirabeques es suficiente calcular su peso por persona de 200 gramos.

    Ingredientes para dos personas

    • 400 gr de tirabeques o 800 de guisantes
    • ½ litro de caldo de verduras
    • 2 puerros grande
    • ½ cebolla tierna
    • Un manojo de cebollino tierno
    • Un manojo de perejil
    • 6 lonchas de jamón serrano
    • Aceite
    • Pimienta
    • Sal

    PREPARACIÓN:

    Desgranamos los guisantes y reservamos. De las vainas reservamos alguna y las fileteamos en juliana muy fina. Troceamos el puerro una vez limpio de tierra, reservamos, troceamos la cebolleta en juliana, da igual el corte, se deshará en la cocción.

    Salteamos el puerro y la cebolleta, una vez bien pochada añadimos el perejil y el cebollino troceado, cocinamos por un minuto para que se integren los sabores.

    En un cazo con el caldo de verduras ya preparado y muy caliente, añadimos los guisantes, el puerro, la cebolleta, el perejil, el cebollino y esas tiras en juliana de las vainas de los guisantes, esperamos que den un hervor, 1 minuto, y enfriamos en agua helada. Reservamos ese caldo de la cocción

    Vamos a preparar la crema en el mismo cazo en el que hemos cocido las verduras, trituramos, rectificamos de sal y pimienta.

    En el horno a 200º colocaremos en una bandeja de horno las lonchas de jamón y las dejaremos en crujiente, 5 minutos. Dejamos enfriar.

    Presentamos la crema en un plato hondo y adornamos con un poquito de AOVE,  las tiras de las vainas y el crujiente de jamón dando volumen a esta presentación.

    A disfrutar

  • ajo,  AOVE,  confitado,  guisante,  judía verde,  laurel,  merluza,  patatas,  Recetas

    Merluza confitada con verduras

    Para dos personas:
    400 gramos de lomos de merluza. En este caso la he comprado congelada.
    100 gramos de judías verdes planas congeladas
    100 gramos de guisantes congelados.
    2 patatas medianas.
    AOVE
    Dos ajos
    1 hoja de laurel
    Sal
    Elaboración:
    Las verduras las coceremos en agua hirviendo y una pizca de sal. Importante medir los tiempos para que las tres partes de la recetas coincidan en el tiempo final.
    Las dos patatas las vamos a cocer durante 10 minutos, bien lavadas y enteras, sin pelar, junto con las dos verduras. Al pasar ese tiempo las pondremos en una llanda de horno o fuente de cristal y las asaremos exclusivamente con el grill durante 10 minutos a 250º, una vez cortadas por la mitad, añadiéndoles una pizca de sal.
    Para confitar el pescado lo haremos en un cazo alto, pondremos los lomos de merluza descongelados, los dos ajos y la hoja de laurel, todo en frio. Cubriremos con AOVE. Tiempo 20 minutos, temperatura no más de 70 grados. Yo mido la temperatura de una forma muy práctica. Meto el dedo, tengo que sentir la temperatura sin llegar a quemarme. Y os aseguro que es una buena forma. Lo legal es tener un termómetro de cocina y ajustarse a la técnica. Al final explicaré el porqué de la cocción confitada.
    Sacaremos el pescado reservando en un plato para que deje el sobrante del aceite, aunque podréis comprobar que es justo el que necesita. Podemos recuperar todo el aceite, nos servirá para los fritos que queramos de pescado.
    Presentamos en un plato sobre la base de las verduras al dente y calientes los lomos de merluza. Ponemos en las esquinas los dos trozos de patata cocida-asada.

    Confitado:
    El confitado es una técnica especifica de cocina referida en especial a carnes, aunque hoy en día se elaboren confitados con pescados (salmón, atún y bacalao principalmente) y verduras y hortalizas.
    Consiste en introducir el género en un tipo de grasa (mantequilla clarificada, aceite de oliva, manteca de cerdo, etc.) y cocinarlo a baja temperatura (entre 60 y 90 ºC, dependiendo el género) hasta que este cocinado.
    De esta manera con el confitado se consigue que las grasas se fundan en el medio de cocción y los jugos que no son liposolubles se queden dentro del alimento dejándolo jugoso y tierno.
    Los pasos para hacer un confitado son:
    Preparación del alimento, eliminando grasas innecesarias, limpiándolo si hiciese falta.
    Selección de los elementos aromáticos a utilizar. Laurel, tomillo, clavos, ajos, romero, tomillo, etc. Son sólo algunos de los elementos que podemos utilizar. La sal siempre al final, antes de servir.
    Se cocina troceado por raciones o bien por piezas si es un género pequeño.
    Debemos controlar la temperatura en todo momento y que no haya ebullición ni que la grasa humee. Lo mejor es utilizar termómetros especiales que se sumergen en el género o bien por infrarrojos.

    De la web directo al paladar
  • alcachofa,  AOVE,  cebolleta,  Espaguetis,  guisante,  judía verde,  Pimiento,  Recetas

    Espaguetis con verduras salteadas.

    Para dos personas hemos utilizado:
    200 gramos de pasta, espaguetis con fibra al huevo, en este caso.
    50 gramos de guisantes congelados.
    50 gramos de judía verde congelada.
    Medio pimiento rojo
    Medio pimiento verde.
    1 cebolleta tierna.
    Una alcachofa hermosa.
    AOVE
    Sal
    Elaboración:
    Vamos a cocer la pasta según las indicaciones de cada fabricante, pero una media de 10 minutos desde que el agua esté hirviendo es una buena medida. Yo le pongo además una pastilla de caldo de verduras de la marca que cada uno le guste más. La escurrimos y enfriamos en abundante agua fría. Añadimos unos hilos de aceite de AOVE removiendo para que la pasta no se quede pegada.
    En un cazo con agua caliente vamos a colocar las judías y guisantes con una pizca de sal. Cuando vuelva a dar un hervor, colocaremos la alcachofa limpia y entera. Cuando el agua vuelva a hervir tomaremos el tiempo de 5 minutos más y enfriaremos en agua helada, un cuenco con agua y cubitos. Reservamos escurrida esta verdura.
    En un sartén con una cucharada de AOVE, saltearemos las verduras restantes cortada en brunoiselos pimientos y en juliana la cebolleta, una pizca de sal y a fuego medio hasta pochar ligeramente estas verduras durante 10 minutos. En ese momento ponemos en la sartén el resto de las verduras cocidas, antes la alcachofa la habremos partidos en cuartos, saltemos un par de minutos para que todos los sabores se mezclen. Añadimos, entonces, las pasta escurrida, salteamos de nuevo y cocinamos por un par de minutos más. Conseguimos unificar los productos y los sabores.

    Presentamos la pasta y las verduras procurando que las alcachofas den altura al plato.