• calamar,  gambas,  perejil,  Recetas,  tomate

    Calamares rellenos de gambas

     
    Ingredientes:
    8 calamares medianos
    250 gramos de gambas frescas pequeñas o congeladas
    Salsa de tomate
    1 cebolla pequeña
    1 diente de ajo
    1 cucharada de perejil fresco picado
    1 cucharada de harina de trigo
    1 hoja de laurel
    1 pimienta de cayena
    1 vaso de caldo de pescado
    1 vaso de vino blanco, puedes utilizar un vino oloroso, dulce, o el que más te
    Aceite de oliva AOVE
    Sal
    Vamos a preparar los calamares quitándoles la piel, limpiando sus tripas, dándoles la vuelta si es necesario, y separando las aletas y tentáculos.
    Reservamos los calamares, el cuerpo. Las aletas y tentáculos, los cortamos finamente.
    Las gambas si son congeladas, las tendremos un tiempo fuera de la nevera para su descongelación perfecta. La mitad de ellas, las troceamos junto con los tentáculos y aletas. Reservamos.

    Vamos a la preparación del relleno:
    En una sartén mediana, con dos cucharadas de AOVE, aceite de oliva virgen, y a fuego medio, sofreímos el ajo picado, la cebolla cortada en brunoise, en trocitos cuadrados, y la guindilla cayena; una vez pochada agregamos las aletas, los tentáculos, la mitad de las gambas troceadas y el vaso de vino blanco. Sofreímos añadiendo la salsa de tomate, una cuchara sopera. Reservamos todo ello, escurriendo todos los jugos que dejaremos en la sartén.
    A esos jugos añadimos una cucharada de harina y la cocinamos, una hoja de laurel, el caldo de pescado, salpimentamos al gusto, dejamos una salsa ligeramente espesa.
    Mientras, hemos rellenado los calamares con el preparado que teníamos reservado. Colocando un palillo en la parte de la abertura para que no salga nada.
     
    Introducimos los calamares en la salsa y cocinamos por 5 minutos a fuego fuerte por cada lado. Añadimos el resto de las gambas, espolvoreamos por encima la cuchara de perejil picado y listo.
    Vamos a presentar en una fuente quitándoles los palillos y adornando con una rama de perejil.
      
    Trucos
    Si usas gambas congeladas, descongélalas con tiempo para que pierdan su agua, se cocinaran mucho.

    Si no tienes caldo de pescado casero tengo una costumbre que es una pastilla de caldo de pescado migarla en una cacerola ya caliente y cuando empieza a tostarse añadir el agua. Tendremos un caldo rápido y con un toque más intenso. Ojos con las cantidades de pastilla no nos salga salado.
    Visitas171
    Visitas 126181
  • ajo,  patatas,  perejil,  Recetas

    Patatas Rocieras

    Esta es una Tapa bastante típica en Andalucía, y más en el Rocío. Su variantes son muchas, desde una mahonesa, hasta un ajioli. En este caso lo hemos preparado con un majado.
    Para esta tapa, ya que la podemos considerar así, necesitamos unas patatas nuevas y pequeñas, a las que lavaremos muy bien, y sin pelar, las cortamos en cuartos, las vamos a freír en aceite de oliva virgen extra AOVE, a una temperatura media o baja y en una sartén a la que podamos tapar. Queremos que casi se cuezan en su aceite y que solo al final se dore la piel de la patata. Una vez la tengamos con la piel crujiente y la patata en su punto, reservamos.
    Para el majado necesitamos un buen aceite AOVE, un buen ajo, al que picaremos muy finamente, un buen manojo de perejil fresco, bien picado y una sal gorda. Todo ello lo tendremos en un bol, un mortero, o cualquier recipiente durante un tiempo de una hora.
    En el momento de servir las patatas calientes, le pondremos ese majado por encima.
    Una delicia de tapa.

    Y el truco ya lo sabéis, el crujiente de la piel de la patata.
    Visitas112
    Visitas 126181