Atún con pisto

INGREDIENTES para 2 personas.
2 rodajas de Atún (150-180 gramos por persona)
2 tomates maduros Podemos utilizar un Brick de tomate ya frito de 500 gramos
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
Sal y AOVE
Azúcar
Pimienta negra
ELABORACIÓN:

Vamos hacer un pisto normal, en mi caso, ya lo sabéis, me gusta asar los pimientos antes, sin llegar a su cocción total. Una vez templados, los pelamos y los despepitamos, reservamos. Mientras, vamos a freír los tomates a los que les habremos quitado las pepitas y en una sartén con dos cucharadas de AOVE lo freímos a fuego medio, hasta que el agua se evapore, picándolo con la freidera, dejándolo casi un puré con textura, añadimos dos cucharadas soperas de azúcar, para quitarle la acidez que pueda tener. Y según qué tomates utilicemos, tendrá más o menos, así que lo iremos probando hasta conseguir el punto deseado, salpimentamos al gusto. Cuando tengamos casi terminado el tomate incorporamos los pimientos, una vez troceados en tiras con los dedos. En este caso el pisto, que suele llevar otras verduras como berenjena, calabacín o cebolla, no le he puesto para potenciar el sabor intenso del atún.

Marcamos el Atún en una sartén con unas gotas de aceite y a fuego muy fuerte.
En una cazuela de barro previamente caliente, incorporamos el pisto, y las rodajas de atún marcado, cocinamos a fuego fuerte 10 minutos dando la vuelta a las rodajas a los cinco minutos.
Presentamos en la misma cazuela.

A disfrutar

Tacos de pollo y verdura

Unos tacos mexicanos hechos por un albaceteño con mucho respeto y cariño. 
Ingredientes para dos personas:
Tortillas de maíz
Una buena pechuga de pollo
Una cebolla mediana
Un pimiento rojo hembra de cuatro puntas
Un pimiento vede hembra de cuatro puntas
Albahaca fresca
Cayena
Sal y pimienta negra
AOVE
Preparación:
Vamos a trocear en juliana todas las verduras, la cebolla, los pimientos verdes y rojos. En una sartén con dos cucharadas de AOVE y una cayena, salteamos la verdura con una pizca de sal y a fuego medio-bajo. Hemos elegido los pimientos hembra, por su sabor más dulce, muy apropiados para comer en crudo, pero que esta receta tendrá su punto dulce y picante.
La pechuga la tenemos troceada también en juliana fina, la salpimentamos y cuando la verdura la tengamos a medio pochar, la añadimos.  
Las tortitas de trigo las hemos comprado en un supermercado, se calientan en el microondas, según las recomendaciones del fabricante, sobre los 15 segundos.
Las vamos rellenando con lo que tenemos en la sartén a fuego ya muy bajo, les añadimos una salsa de tomate al gusto, a mi me encanta la que hago dulce y picante.
Acompañamos con unas hojas de albahaca cortada muy finita por encima. Y unas patatas fritas.

¡A disfrutar!

Ensalada de lentejas

Ingredientes para hacer Ensalada de Lentejas (para 4 personas):
1 tarro 400 gramos de lentejas cocidas de La Mancha
1 queso fresco mediano
1 tomate grande
1 zanahoria grande
1 cebolleta fresca pequeña
1 puñado de aceitunas con anchoas
1 pimiento verde hembra
2 latas de atún en aceite de oliva virgen extra
1 pizca de orégano
100 gramos de almendra recién frita a la que le pondremos sal
AOVE
Abrimos el tarro de las lentejas y las ponemos en un colador bajo el agua para limpiarlas y enjuagarlas muy bien, ese caldo que llevan no es recomendable.
Pelamos la zanahorias cortándolas en Brunoise, así como el tomate, el pimiento verde hembra (es el mejor para comer en crudo) y la cebolleta tierna.
La aceitunas le quitaremos el agua que llevan, escurrimos bien.
El queso lo cortaremos en dados más o menos grandes según nuestro gusto.
Vamos a presentar la ensalada.
En una fuente, en este caso redonda, colocamos las lentejas, vamos añadiendo el tomate, el pimiento, la cebolleta, la zanahoria y el atún por encima, adornamos con el queso, las aceitunas y las almendras, éstas nos darán el toque salado necesario para la ensalada.
Aliñamos con el AOVE, y si es de nuestro, gusto preparamos una vinagreta con AOVE, el zumo de medio limón, rayamos las corteza y una pizca de sal. Batimos para emulsionar y aliñamos. Un poco de orégano fresco. Y a comer fresquita

Espaguetis con verduras salteadas.

Para dos personas hemos utilizado:
200 gramos de pasta, espaguetis con fibra al huevo, en este caso.
50 gramos de guisantes congelados.
50 gramos de judía verde congelada.
Medio pimiento rojo
Medio pimiento verde.
1 cebolleta tierna.
Una alcachofa hermosa.
AOVE
Sal
Elaboración:
Vamos a cocer la pasta según las indicaciones de cada fabricante, pero una media de 10 minutos desde que el agua esté hirviendo es una buena medida. Yo le pongo además una pastilla de caldo de verduras de la marca que cada uno le guste más. La escurrimos y enfriamos en abundante agua fría. Añadimos unos hilos de aceite de AOVE removiendo para que la pasta no se quede pegada.
En un cazo con agua caliente vamos a colocar las judías y guisantes con una pizca de sal. Cuando vuelva a dar un hervor, colocaremos la alcachofa limpia y entera. Cuando el agua vuelva a hervir tomaremos el tiempo de 5 minutos más y enfriaremos en agua helada, un cuenco con agua y cubitos. Reservamos escurrida esta verdura.
En un sartén con una cucharada de AOVE, saltearemos las verduras restantes cortada en brunoiselos pimientos y en juliana la cebolleta, una pizca de sal y a fuego medio hasta pochar ligeramente estas verduras durante 10 minutos. En ese momento ponemos en la sartén el resto de las verduras cocidas, antes la alcachofa la habremos partidos en cuartos, saltemos un par de minutos para que todos los sabores se mezclen. Añadimos, entonces, las pasta escurrida, salteamos de nuevo y cocinamos por un par de minutos más. Conseguimos unificar los productos y los sabores.

Presentamos la pasta y las verduras procurando que las alcachofas den altura al plato.

Pimientos rellenos de gambas y calamar

Ingredientes para dos personas
2 pimientos rojos pequeños
100 gramos de gambas
100 gramos de calamar troceado
1 cucharada de aceite de oliva extra virgen AOVE
Queso Parmesano o similar, rallado
Sal y pimienta
Preparación:
En una bandeja de horno vamos a colocar los dos pimientos, limpios de pepitas a los que habremos quitado la parte superior, con unas gotas de AOVE y una pizca de sal, al horno durante 20 minutos a 150grados.
Vamos a pelar las gambas y con las cabezas haremos un ligero fumet. Reservamos.
Por otro lado haremos una bechamel, aquí tenéis la receta: “Vamos hacer una bechamel con un poquito de mantequilla, unos 100 gramos, que colocaremos en un cazo a fuego flojo, tendremos cortada, o casi rallada una cebolleta tierna, que pocharemos con esa mantequilla, cuando este casi transparente, añadiremos la harina, 3 cucharadas soperas, cocinaremos por un tiempo suficiente para que la harina se haga. Vamos añadiendo la leche, casi un litro nos hará falta, y sin dejar de remover la varilla, cocinamos por un tiempo de 20 minutos, añadiendo la leche a poquitos hasta conseguir una masa densa, rectificamos de sal, pimienta y yo le pongo una pizca de nuez moscada. Esta receta es en general, para esta comida disminuir cantidades en proporción.”
Cuando la tengamos a mitad de cocción le añadimos las gambas ya peladas y los dados de calamar troceados. Le vamos añadiendo a poquitos, el fumet, hasta conseguir una crema ligera. Cocinamos unos 10 minutos más.
Sacamos los pimientos del horno, los rellenamos con esta bechamel y con el queso rallado por encima.
Al horno nuevamente, durante 10 minutos gratinando.
Presentamos al gusto.

Lomo Asado de Cerdo con salsa de Moscatel

Para dos persona hemos preparado un buen trozo de lomo fresco de cerdo con las siguientes cantidades.
Ingredientes
·           1/2 kg. de lomo de cerdo
·           1/2 vaso de vino Moscatel
·           1 vaso de caldo de carne
·           Harina una cucharada sopera
·           aceite virgen extra AOVE
·           sal
·           perejil
·           10 gramos de pasa sultana
·           Un pizca de nuez moscada recién molina
·           100 gramos de una loncha de jamón serrano
·           Ajioli
·           Unos pimientos asados en tiras.
En una sartén colocamos en trozo de lomo salpimentado y con unos cortes en diagonal en la parte superior, la contraria a la piel, al tocino. La sellamos en la sartén a fuego muy fuerte. Esto lo hacemos para que todos los jugos de la carne se queden en la carne.
Lo pasamos a una bandeja de horno, le ponemos el caldo de carne, el vaso de vino moscatel, y las pasas. Horneamos con el horno precalentado a 200º durante 30 minutos con la parte de la piel, tocino hacia arriba. A mitad de la cocción le damos la vuelta y lo dejamos hasta que se dore la carne. Sacamos y reservamos la carne.
Todos los jugos que tenga la bandeja los ponemos en un cazo y reducimos, añadimos una cucharada de harina desleída en un poco de agua fría, para que no tenga grumos. Vamos añadiendo hasta conseguir la textura deseada de salsa espesa. Un poco de nuez moscada y rectificamos de sal.
Tenemos preparado un ajioli, del que ya lo hemos hecho muchas veces y unos pimientos asados.
Presentamos en una fuente con unos cortes finos de la carne, y salseamos por encima, adornamos con una cucharada de ajioli y unas tiras de pimientos

Verduras y huevos al horno

Para dos personas una berenjenas jaspeada de la calidad Gandía, 3 pimientos verdes tirando ya a rojos, una buena cebolla dulce, tipo Figueras, un calabacín mediano, 4 huevos, dos cucharadas de AOVE, sal negra.
Como las verduras tienen distintos tiempos de asado, en una bandeja de horno, hemos asado los pimientos. Una hora a 180º, con unas gotas de AOVE, una vez atemperados los hemos despepitado y quitado la piel, reservamos.
En otra bandeja, hemos cortado las Berenjenas en rodajas gruesas como de un dedo, las hemos puesto en la bandeja de horno, junto con la cebolla que igualmente habremos cortado en rodajas. Una cucharada de AOVE por encima y al horno, tiempo, 20 minutos a 150º.
En otra bandeja de horno, pondremos el calabacín cortado a tiras finas a lo largo, con un buen cuchillo, o con una mandolina lo podremos hacer perfectamente. 10 minutos a 150º.
Una vez que tenemos todo asado, colocamos en la bandeja donde tenemos reservados los pimientos, el resto de las verduras, calabacín, cebolla, berenjena y le cascamos 4 huevos fresco encima. Al horno esa bandeja, 150º y tiempo hasta que observemos que los huevos cuajan las claras con las yemas en su punto.
Presentamos en una bandeja de cristal redonda y ahora le ponernos una sal negra en mi caso, o un sal gorda, en escamas, Maldon, etc. Necesitamos que el crujiente de la sal nos de ese toque en la boca que contraste con el dulce de las verduras y el huevo.

 

Que aproveche!!!

Tortilla cuadrada de patatas con crujiente de jamón

Es solo una nueva forma de presentar la típica tortilla de patatas. En este caso para 4 personas hemos puesto sobre los 600 gramos de patatas, 3 unidades bien hermosas, 8 huevos, un pimiento pequeño verde y uno rojo, 4 lonchas de un buen jamón serrano, 4 cucharadas de AOVE, sal y un molde cuadrado de acero inox.
Pelamos y cortamos las patatas, las freímos, pochamos, en una sartén con el AOVE necesario, sobre 4 cucharadas, a fuego lento y tapadas, con una pizca de sal.
Por otro lado en una bandeja de horno y unas gotas de AOVE asamos los dos pimientos, a 150 grados, una hora. Dejamos enfriar un poco y les quitamos la piel y las pepitas, reservamos esos jugos deliciosos que tienen. Reservamos.
En un bol , separamos las claras de las yemas y las batimos casi a punto de nieve, con una pizca de sal, la justa siempre, pecar de defecto es mejor que por exceso. Una vez que las tengamos en ese punto añadimos las yemas y las rompemos, mezclamos ligeramente, sin batir.
Ya tenemos las patatas pochadas y rotas con una cuchara de madera, en ese punto de fritas y cocidas en su aceite. Mezclamos los pimientos que tenemos reservados y cortados en tiras con los dedos. Cocinamos y ahora colocamos todo en el bol donde tenemos los huevos batidos, mezclamos bien.
En una sartén pequeña bien caliente, del tamaño de freír solo un huevo. Añadimos una cucharada de AOVE, colocamos el molde cuadrado, dentro con una cucharada rellenamos hasta cubrir con lo que tenemos en el bol. Vamos a hacer cuatro tortillas, por lo que la medida del cuadrado en la justa. Bajamos el fuego a la mitad, para que se vaya cuajando lentamente. Hemos sellado bien la cara de abajo. Ahora le damos la vuelta con un plato pequeño, es fácil, dejamos escurrir el molde nuevamente en la sartén a la que habremos añadido una cuchara de AOVE y nuevamente muy caliente para sellar la otra cara, volvemos a bajar el fuego, ahora con un par de minutos es suficiente. Sacamos el molde de la sartén y lo colocamos en un plato, dejamos enfriar un poco y desmoldamos con un cuchillo, una espátula. Ahora viene lo más complicado. Cuando la tortilla la tengamos templada, en la misma sartén muy caliente tomamos con los dedos la tortilla y vamos sellando cada una de las cuatro caras que nos faltan. Menos de 30 segundos por cada cara, dejaremos perfecta una tortilla exquisita cuadrada.
Ahora vamos a rizar el rizo. Con un cuchillo cebollero y muy afilado la partimos por la mitad en horizontal. Hasta casi partirla en dos, digo casi. Ahí meteremos unas lonchas de jamón serrano al que antes habremos horneado dejándolo en crujiente.

Es una obra de arte, laboriosa, pero sencilla y muy espectacular de presentación por lo original. No os digo de sabor, que es una delicia. Variantes todas las que vuestra imaginación salgan. Cebolla, verduras, carnes, pescados, etc. Solo es una idea de presentación

Pisto manchego con yema de huevo

Esta receta es la típica del pisto manchego con su tomate, cebolla y pimientos. Pero creo que le he puesto un punto de altura a este clásico.
Para 4 personas, 2 kilos de tomates ya maduros, 4 pimientos rojos de esos cascudos, con carne, vaya, y dos buenas cebollas, si son de esas dulces de Figueras mejor. 4 yemas de huevo, sal, 4 cucharas de AOVE, 4 cucharadas soperas de azúcar.
Hemos asado los pimientos al horno, durante 1 hora a unos 160 grados, con unas gotas de aceite. Una vez asados, los hemos limpiado de pepitas y de piel, y recortamos con los dedos a tiras y reservamos, con todos sus jugos.
Por otro lado, en una sartén, con dos cucharadas de AOVE, freímos los tomates a fuego medio, a los que antes le hemos quitado la piel, con cualquiera de los procedimientos conocidos, con un cuchillo, puntilla, o bien escaldados en agua, sobre un minuto y luego al agua helada con dos cortes en el culo en cruz, se pelan de maravilla. Como los tiempos de cocción del tomate y la cebolla para mí son distintos, en otra sartén, y con otras dos cucharadas de AOVE, pochamos las cebollas, cortadas en juliana, a fuego muy flojo, a unos 80 grados máximo, que se cuezan en su propios jugos, sin sal ninguna, tenemos que dejarla transparente sin que lleguen a dorarse.
Por partes, tenemos la cebolla ya pochada, los pimientos reservados en tiras con sus jugos, y el tomate terminando de hacerse. Lo probamos, veremos que tiene un punto de acidez, salamos, y le añadimos las cucharadas de azúcar, seguimos cocinándolo añadiendo en este momento los pimientos y la cebolla. Cocinamos por 15 minutos más, probamos de nuevo, nos tiene que saber a un punto dulce, nunca ácido.

Presentamos en un plato y le añadimos en ese momento la yema de un huevo, ojo solo la yema, sin la clara, se cocinará lo justo con el calor del pisto, le añadimos una sal negra mineral. Le da ese punto que a muchos nos gusta en la yema.

Judiones blancos con Almejas y Gambón

Para cuatro personas hemos utilizados 250 gramos de judiones de la granja, servidos por la Despensa de San Lorenzo, 200 gramos de almeja grande sin llegar a ser la típica de Carril, una docena de gambón rojo, un fumet de pescado y marisco, una zanahoria, un tomate rallado, la ralladura de media cebolla, dos hojas de laurel y dos ajos.
Por un lado hemos preparado el fumet de pescado y marisco con las espinas de un pescado que tenia congeladas, en este caso eran de unas doradas, pero cualquier pescado vale, el rape por ejemplo, y las pieles y casi todas las cabezas del gambón, digo casi todas porque reserve una cabeza por plato a servir.
En una cazuela con agua coloqué los judiones ya hinchados de agua de la noche anterior, la ralladura de cebolla, la ralladura de un tomate, las dos hojas de laurel, y los dos ajos. Cubrir de agua y a cocer por espacio de una hora y media. A fuego medio siempre. Una vez que los judiones los tenemos cocidos, probándolos y que estén en su punto de cocción, añadimos el fumet de pescado y marisco, sacamos los dos ajos y las dos hojas de laurel, cocinamos por media hora más. Rectificamos en su caso de sal. Añadimos en este momento las colas del gambón y las almejas, cocinamos por espacio de 5 minutos hasta que las almejas se abran y servimos.
Adornamos con las cabezas del gambón colocándolas en cada uno de los platos de pie.

 

Adornamos con unos pimientos de maceta bien rojos.