• albahaca,  AOVE,  Recetas,  sal negra,  Tomate Raf

    Ensalada fresca de Tomate y queso fresco Txentxo

    Para dos personas
    ·         3 tomates Raf.
    ·         Un queso fresco de oveja manchego
    ·         Albahaca fresca
    ·         Aceituna verde
    ·         Sal negra, AOVE.
    Lavamos los tomates, los secamos y pelamos, procurando que la piel la cortemos de un tirón para después hacer unas decoraciones. Los cortamos en rodajas de un centímetro aproximadamente.
    Cortamos el queso fresco en trozos cuadrados aproximadamente del mismo tamaño que las rodajas de tomate.
    Vamos intercalando una rodaja de tomate y un trozo de queso.
    Adornamos con unas hojas de albahaca fresca recién cortada y las aceitunas verdes.
    Salamos con sal negra,
    Dejamos caer por encima un hilo de AOVE al gusto.

     

    Decoramos por fin con unas flores de rosa hechas con la piel de los tomates.
  • aceituna,  AOVE,  cebolleta,  Recetas,  sal negra,  Tomate Raf

    Ensalada de Ventresca y Tomate Raf

    200 gr. de tomates Raf,
    150 gr. de Ventresca de atún,
    1 Cebolleta fresca,
    Albahaca,
    AOVE, aceite de oliva.
    Aceituna negra sin hueso
    Sal gruesa.
    Comenzamos por lavar muy bien los tomates Raf y cortamos en trozos sin pelar. Los colocamos en la fuente. La cebolleta que la hemos partido en una Juliana grande la distribuimos por encima. Salamos en este momento para que no intervenga en la Ventresca que colocaremos después. Añadimos entonces la Ventresca de atún partida en trozos. Unas hojas de Albahaca, fresca y cortada. Añadimos las aceitunas negras y el Aceite de Oliva AOVE, de la mejor calidad que podamos.
    Trucos:
    El tomate Raf debe ser de la mejor calidad, su dulzor tiene que ser alto y nada ácido.
    La cebolleta muy tierna
    La sal gruesa, tipo Maldon, escamas, negra. Pero nunca fina de mesa corriente.
    Las aceitunas las poco sin hueso y negras. Me parece un sabor que marida mucho mejor.
  • berenjena,  calabacín,  cebolla,  huevos,  Pimiento,  Recetas,  sal negra

    Verduras y huevos al horno

    Para dos personas una berenjenas jaspeada de la calidad Gandía, 3 pimientos verdes tirando ya a rojos, una buena cebolla dulce, tipo Figueras, un calabacín mediano, 4 huevos, dos cucharadas de AOVE, sal negra.
    Como las verduras tienen distintos tiempos de asado, en una bandeja de horno, hemos asado los pimientos. Una hora a 180º, con unas gotas de AOVE, una vez atemperados los hemos despepitado y quitado la piel, reservamos.
    En otra bandeja, hemos cortado las Berenjenas en rodajas gruesas como de un dedo, las hemos puesto en la bandeja de horno, junto con la cebolla que igualmente habremos cortado en rodajas. Una cucharada de AOVE por encima y al horno, tiempo, 20 minutos a 150º.
    En otra bandeja de horno, pondremos el calabacín cortado a tiras finas a lo largo, con un buen cuchillo, o con una mandolina lo podremos hacer perfectamente. 10 minutos a 150º.
    Una vez que tenemos todo asado, colocamos en la bandeja donde tenemos reservados los pimientos, el resto de las verduras, calabacín, cebolla, berenjena y le cascamos 4 huevos fresco encima. Al horno esa bandeja, 150º y tiempo hasta que observemos que los huevos cuajan las claras con las yemas en su punto.
    Presentamos en una bandeja de cristal redonda y ahora le ponernos una sal negra en mi caso, o un sal gorda, en escamas, Maldon, etc. Necesitamos que el crujiente de la sal nos de ese toque en la boca que contraste con el dulce de las verduras y el huevo.

     

    Que aproveche!!!
  • miel,  Recetas,  sal negra,  tomate

    Tapa de gelatina de simientes de tomate Kumato

    Muchas veces comprando algún tomate que se nos sale de los clásico de ensalada, de rama, o de secano. Unos más o menos olorosos, más o menos dulces. Los hay de esos que llama Premium, como Raf, Kumato, Cherry, los Oro, etc. Vamos una gran variedad y alguna vez tenemos que probar esta clásica verdura. Esta tapa es una clásica, pero a veces se desconoce. Y sobre todo porque vamos a aprovechar todo el tomate.
    Los tomates, según las variedades, tienes varios gajos por dentro desde 3 a hasta 8 he conocido yo. Por la parte contraria al pedúnculo, podremos saber de cuanto nos vamos a encontrar. Cortamos con una puntilla la piel del culo del tomate, ahí veremos cuantos gajos tiene y en que disposición se encuentran. Vamos a cortar exclusivamente la carne de alrededor exterior, dejando al descubierto esa parte gelatinosa donde se apiñan las simientes.
    Con una cuchara la sacaremos con el cuidado que no se rompa. La pondremos en una cuchara sopera, o de café, según el tamaño del tomate, pondremos la cuchara en un plato, le pondremos sal negra, en este caso, pero puede ser sal gorda, Sal Maldon, en escamas, etc. Pero la cantidad justa para que se note el crujiente de la sal. Una vez puesta la sal, le pondremos unos hilos de miel de romero, puede ser de la que tengamos en casa, mil flores, de azahar, etc.
    En visto y probado la misma tapa sin la miel y un AOVE reserva. Pues también es algo exquisito.
    En boca vamos a notar la cremosidad y suavidad de la gelatina, el contraste en textura y sabor de la sal, y la redundancia de la miel.
  • cebolla,  Recetas,  sal negra,  tapa,  tomate

    Tomate partido con cebolleta tierna, Un tapa típica

    Está claro que este plato es lo más típico que se ha pedido en los bares, en las casas, y como recurso de tapa en cualquier sitio.
    Hemos utilizado un buen tomate de la huerta, de esos que cuando los partes huelen a miel, lo hemos pelado como ya sabéis, el video lo tenéis en la multimedia del blog, lo hemos partido a gajos, como si de una naranja se tratara.
    A una cebolleta tierna, que tiran a dulce, la hemos partido en juliana, a tiras largas dejando un poco de la parte verde.
    Hemos añadido una sal negra, ahumada, con un ligero toque de carbón, no es difícil de encontrar ya.
    Y por ultimo ese gran oro liquido de nuestras tierras el AOVE, el aceite de oliva virgen extra.
    La decoración, pues la corteza del tomate al cortarla con cuidado sale de una pieza, con la que hemos hecho una rosa roja. Ojala y algún día la pueda hacer de color amarillo, es mi rosa preferida.
    Ponerle cariño, se agradece.