Gazpacho Murciano

Ingredientes:
2 botes de 1 kilo de tomate entero,
2 ajos 
5 pepinos
1 cebolla tierna mediana
1 Limón
1 pimiento hembra rojo, me decanto por este tipo por su punto de amargor
5 zanahorias
Sal. 
Preparación:
En una cacerola de buen tamaño, introducimos todas las verduras troceadas para su mejor triturado con el brazo mecánico, también se puede colocar en estos robot de cocina tan útiles.
Trituramos muy bien hasta dejar una crema ligeramente espesa. Hay que tener en cuenta que no le voy a poner ni agua ni pan. Salamos a nuestro gusto, para esta cantidad yo le he puesto dos cucharas soperas de sal.
Añadimos AOVE hasta que veamos que se integra perfectamente, yo le he puesto una taza de café hasta arriba.
Colamos en un chino fino toda esta crema. Probamos de sal nuevamente y añadimos el zumo de limón al gusto. En este caso lo he sustituido en vez del típico vinagre. La textura que nos da la zanahoria es muy agradable. 
Servimos en plato, taza de cremas muy frío.
Podemos añadir cualquiera de las verduras troceada como acompañamiento. 
Notas aclaratorias. No he encontrado en la literatura en gazpacho murciano de esta forma, no he visto ninguno que específicamente diga que lleva zanahoria. Pero la receta de Diego Rosique así me lo decía y así lo he hecho con mi toque personal.
A disfrutar

Berenjenas rellenas de verdura y atún al horno

Ingredientes para dos personas:
·         2 berenjenas peladas y cortadas a lo largo
·         3 latas de atún en aceite
·         Una cebolla
·         Salsa de tomate
·         Una rama de apio
·         Queso parmesano
·         AOVE, sal y pimienta
·         Una ramita de perejil o de romero para decorar
Preparación
·         Precalentar el horno a 175° C.
·         Colocamos las berenjenas partidas por la mitad a las que le haremos unas incisiones con el cuchillo a lo largo y ancho para una mejor cocción, les pondremos sal y un buen chorreón de AOVE, sobre los 30 minutos a esa temperatura.
·         Pochamos la cebolla, cortada en brunoise, en una sartén con una cucharada de AOVE a fuego bajo durante 20 minutos, reservamos.
·         Tenemos preparada una salsa de tomate a nuestro gusto o lo compramos frio.
·         Picamos en apio fresco, una ramita, reservamos.
·         A las berenjenas, una vez asadas, les quitamos toda la carne, reservamos la piel, la picamos a cuchillo.
·         En un bol juntamos todos los ingredientes, la carne de las berenjenas, la salsa de tomate, la cebolla pochada y las tres latas de atún a las que les habremos quitado el aceite, removemos para unificar, salpimentamos al gusto.
·         Vamos colocando con una cuchara esta masa en las pieles de las berenjenas rellenando muy bien.
·         Colocamos el queso parmesano por encima y metemos al horno a 250º, es decir, con el grill encendido durante 5 minutos. Hasta que el queso se nos dore y quede crujiente.
·         Presentamos con una ramita de perejil o de romero.
Y a disfrutar.

Atún con pisto

INGREDIENTES para 2 personas.
2 rodajas de Atún (150-180 gramos por persona)
2 tomates maduros Podemos utilizar un Brick de tomate ya frito de 500 gramos
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
Sal y AOVE
Azúcar
Pimienta negra
ELABORACIÓN:

Vamos hacer un pisto normal, en mi caso, ya lo sabéis, me gusta asar los pimientos antes, sin llegar a su cocción total. Una vez templados, los pelamos y los despepitamos, reservamos. Mientras, vamos a freír los tomates a los que les habremos quitado las pepitas y en una sartén con dos cucharadas de AOVE lo freímos a fuego medio, hasta que el agua se evapore, picándolo con la freidera, dejándolo casi un puré con textura, añadimos dos cucharadas soperas de azúcar, para quitarle la acidez que pueda tener. Y según qué tomates utilicemos, tendrá más o menos, así que lo iremos probando hasta conseguir el punto deseado, salpimentamos al gusto. Cuando tengamos casi terminado el tomate incorporamos los pimientos, una vez troceados en tiras con los dedos. En este caso el pisto, que suele llevar otras verduras como berenjena, calabacín o cebolla, no le he puesto para potenciar el sabor intenso del atún.

Marcamos el Atún en una sartén con unas gotas de aceite y a fuego muy fuerte.
En una cazuela de barro previamente caliente, incorporamos el pisto, y las rodajas de atún marcado, cocinamos a fuego fuerte 10 minutos dando la vuelta a las rodajas a los cinco minutos.
Presentamos en la misma cazuela.

A disfrutar

Ensalada de arroz

En el mundo pueden existir tantas ensaladas como imaginación tengamos, las combinaciones de productos son casi infinitas. Pero todas tienen un denominador común. Son frescas, muy digestivas, equilibradas y perfectas para una comida sana. Solo una cosa es importante, la combinación de los sabores.
Para esta ensalada para 4 personas
Ingredientes:
200 gramos de arroz tipo bomba
4 tomates Kumato
3 huevos para la tortilla
100 gramos de gamba blanca pelada cruda
Un bote de aceitunas con anchoas.
20 gramos de pasas sultanas
Unas hojas de albahaca fresca
100 gramos de queso fresco de cabra, con poca sal
4 champiñones medianos.
AOVE, sal, pimienta
Hervimos el arroz de la siguiente manera. En una cacerola colocamos el arroz y la doble cantidad en volumen de agua. Todo en frio. Una pizca de sal. 5 minutos a fuego muy fuerte y 13 a fuego mínimo. La sorpresa es que al pasar ese tiempo el agua se ha consumido por completo, el arroz está suelto y en su punto. Removemos y reservamos.
En una sartén con una cucharada de AOVE, saltemos las gambas salpimentadas con una copita de vino moscatel, reducimos y separamos 4 que reservaremos con su jugo para una tapa que acompañará al plato. Con el resto, vamos a hacer una tortilla muy planita, para lo que no batiremos las claras separadas de las yemas como hemos hecho en otras ocasiones para las tortillas esponjosas. Dejamos enfriar y troceamos en cuadraditos.
Troceamos los tomates en cuartos, es un tomate pequeño por lo que su tamaño es justo para ser un bocado perfecto.
En un bol grande añadimos el arroz, las aceitunas que habremos partido en trozos pequeños, las pasas, el tomate, la tortilla. Removemos para unificar.
Presentamos en un plato al que le pondremos un molde cuadrado o redondo al gusto, presionando ligeramente para que se mantenga firme. Añadimos unos hilos de AOVE por encima y las hojas de albahaca recién cortadas.
En una esquina de plato, colocamos una loncha de queso sobre unas hojas de albahaca. Y en el otro extremo pondremos un sombrero del champiñón asado sobre una sartén y dentro una gamba que teníamos frita con su jugo.

¡A disfrutar!

Empanada Murciana

La empanada murciana es una variante de las más famosas empanadas, la gallega o el famoso hornazo salmantino. Pero no tiene nada que envidiar las unas de las otras. Los ingredientes de alta calidad dignifican a todas. Y claro, en cada sitio aportan los mejores de esa zona.
Por eso la murciana tiene sus características muy concretas en sus ingredientes:
Una masa fina y rica, pudiendo ser de hojaldre. Atún, un tomate de la zona bien frito, unos huevos duros y unas aceitunas verdes con sabor a anchoa.
INGREDIENTES:
Para la masa: 750 gr de harina de trigo 1/4 de l. de aceite de oliva (AOVE)1/4 de l. de vino blanco, sal y pimentón dulce. Calentamos el aceite, templamos más bien, añadimos la harina integrándola poco a poco, añadimos el vino, la sal y el pimento al gusto, removemos bien, hasta que podamos amasar con las manos y estirar con un rodillo, dejándola de un tamaño de un doble folio aproximadamente. Cortaremos por la mitad reservando una de las partes para poder cubrir al final.
Otra de las opciones es el hojaldre. Hay en el mercado muchas variedades y todas son aceptables, podéis comprarla ya hecha.
Para el relleno: 600 gramos de tomate frito casero, 4 latas de atún en aceite de oliva, 4 huevos duros, más uno crudo para pintar por encima, una lata de olivas con anchoas.
PREPARACIÓN    
En una sartén calentamos el tomate frito o lo freímos nosotros, al gusto. Importante el punto de sal y acidez, Yo la miel la suelo poner para equilibrar esa acidez que a veces nos da el tomate, una pizca de pimienta recién molida. Una vez que tengamos el tomate en su punto, añadimos el atún desmigado, las aceitunas partidas y los huevos duros troceados. La temperatura de este relleno debe ser siempre templada. Lo pasamos a un colador para escurrir todo el aceite sobrante. Dejamos enfriar.
Con la masa ya estirada, fría, pinchamos con un tenedor en varios sitios, para que el calor de su cocción pueda salir sin hinchar en exceso la empanada, colocamos el relleno encima. Cubrimos con la otra parte de la masa, pellizcando en sus laterales para dejar sellada la empanada, pinchamos con un tenedor la parte de arriba, al igual que hicimos con la de abajo. Pintamos la parte superior con un huevo crudo batido para darle brillo des pues de hornear.
HORNO:

Ya precalentado a 180º durante 40 minutos más o menos. Iremos mirando hasta que la parte superior se dore sin quemarse.

Ensalada de aguacate y mango

Ingredientes para cuatro personas.
1 mango
2 aguacates
300 gr de canónigos y rúcula
4 tomates Kumato
1 cebolla roja
Unas hojas de albahaca
2 huevos duros
Unas cuantas pasas sin pepitas
1 cucharada de aceite oliva virgen AOVE
1 cuchara de mostaza
1 cucharada de miel
Orégano
Elaboración:
Pelamos y cortamos el mango y el aguacate en lascas o rodajas. Cortamos el tomate en cuartos. Cortar la cebolla roja en rodajas finas.
Colocamos la rúcula y los canónigos sobre la base del plato, ponemos encima el aguacate y el mango alternativamente en línea. Disponemos la cebolla encima y añadimos los trozos de tomate, junto con las pasas. Colocamos medio huevo duro en el centro.

Para el aliño vamos a prepararlo en bol, al que añadiremos el AOVE, la sal, una cucharada de miel y una de mostaza, emulsionamos y lo añadimos por encima de la ensalada. Por último, le pondremos unas hojas frescas de albahaca y un poco de orégano.

Ensalada de lentejas

Ingredientes para hacer Ensalada de Lentejas (para 4 personas):
1 tarro 400 gramos de lentejas cocidas de La Mancha
1 queso fresco mediano
1 tomate grande
1 zanahoria grande
1 cebolleta fresca pequeña
1 puñado de aceitunas con anchoas
1 pimiento verde hembra
2 latas de atún en aceite de oliva virgen extra
1 pizca de orégano
100 gramos de almendra recién frita a la que le pondremos sal
AOVE
Abrimos el tarro de las lentejas y las ponemos en un colador bajo el agua para limpiarlas y enjuagarlas muy bien, ese caldo que llevan no es recomendable.
Pelamos la zanahorias cortándolas en Brunoise, así como el tomate, el pimiento verde hembra (es el mejor para comer en crudo) y la cebolleta tierna.
La aceitunas le quitaremos el agua que llevan, escurrimos bien.
El queso lo cortaremos en dados más o menos grandes según nuestro gusto.
Vamos a presentar la ensalada.
En una fuente, en este caso redonda, colocamos las lentejas, vamos añadiendo el tomate, el pimiento, la cebolleta, la zanahoria y el atún por encima, adornamos con el queso, las aceitunas y las almendras, éstas nos darán el toque salado necesario para la ensalada.
Aliñamos con el AOVE, y si es de nuestro, gusto preparamos una vinagreta con AOVE, el zumo de medio limón, rayamos las corteza y una pizca de sal. Batimos para emulsionar y aliñamos. Un poco de orégano fresco. Y a comer fresquita

Calamares rellenos de gambas

 
Ingredientes:
8 calamares medianos
250 gramos de gambas frescas pequeñas o congeladas
Salsa de tomate
1 cebolla pequeña
1 diente de ajo
1 cucharada de perejil fresco picado
1 cucharada de harina de trigo
1 hoja de laurel
1 pimienta de cayena
1 vaso de caldo de pescado
1 vaso de vino blanco, puedes utilizar un vino oloroso, dulce, o el que más te
Aceite de oliva AOVE
Sal
Vamos a preparar los calamares quitándoles la piel, limpiando sus tripas, dándoles la vuelta si es necesario, y separando las aletas y tentáculos.
Reservamos los calamares, el cuerpo. Las aletas y tentáculos, los cortamos finamente.
Las gambas si son congeladas, las tendremos un tiempo fuera de la nevera para su descongelación perfecta. La mitad de ellas, las troceamos junto con los tentáculos y aletas. Reservamos.

Vamos a la preparación del relleno:
En una sartén mediana, con dos cucharadas de AOVE, aceite de oliva virgen, y a fuego medio, sofreímos el ajo picado, la cebolla cortada en brunoise, en trocitos cuadrados, y la guindilla cayena; una vez pochada agregamos las aletas, los tentáculos, la mitad de las gambas troceadas y el vaso de vino blanco. Sofreímos añadiendo la salsa de tomate, una cuchara sopera. Reservamos todo ello, escurriendo todos los jugos que dejaremos en la sartén.
A esos jugos añadimos una cucharada de harina y la cocinamos, una hoja de laurel, el caldo de pescado, salpimentamos al gusto, dejamos una salsa ligeramente espesa.
Mientras, hemos rellenado los calamares con el preparado que teníamos reservado. Colocando un palillo en la parte de la abertura para que no salga nada.
 
Introducimos los calamares en la salsa y cocinamos por 5 minutos a fuego fuerte por cada lado. Añadimos el resto de las gambas, espolvoreamos por encima la cuchara de perejil picado y listo.
Vamos a presentar en una fuente quitándoles los palillos y adornando con una rama de perejil.
  
Trucos
Si usas gambas congeladas, descongélalas con tiempo para que pierdan su agua, se cocinaran mucho.

Si no tienes caldo de pescado casero tengo una costumbre que es una pastilla de caldo de pescado migarla en una cacerola ya caliente y cuando empieza a tostarse añadir el agua. Tendremos un caldo rápido y con un toque más intenso. Ojos con las cantidades de pastilla no nos salga salado.

Tapa de gelatina de simientes de tomate Kumato

Muchas veces comprando algún tomate que se nos sale de los clásico de ensalada, de rama, o de secano. Unos más o menos olorosos, más o menos dulces. Los hay de esos que llama Premium, como Raf, Kumato, Cherry, los Oro, etc. Vamos una gran variedad y alguna vez tenemos que probar esta clásica verdura. Esta tapa es una clásica, pero a veces se desconoce. Y sobre todo porque vamos a aprovechar todo el tomate.
Los tomates, según las variedades, tienes varios gajos por dentro desde 3 a hasta 8 he conocido yo. Por la parte contraria al pedúnculo, podremos saber de cuanto nos vamos a encontrar. Cortamos con una puntilla la piel del culo del tomate, ahí veremos cuantos gajos tiene y en que disposición se encuentran. Vamos a cortar exclusivamente la carne de alrededor exterior, dejando al descubierto esa parte gelatinosa donde se apiñan las simientes.
Con una cuchara la sacaremos con el cuidado que no se rompa. La pondremos en una cuchara sopera, o de café, según el tamaño del tomate, pondremos la cuchara en un plato, le pondremos sal negra, en este caso, pero puede ser sal gorda, Sal Maldon, en escamas, etc. Pero la cantidad justa para que se note el crujiente de la sal. Una vez puesta la sal, le pondremos unos hilos de miel de romero, puede ser de la que tengamos en casa, mil flores, de azahar, etc.
En visto y probado la misma tapa sin la miel y un AOVE reserva. Pues también es algo exquisito.
En boca vamos a notar la cremosidad y suavidad de la gelatina, el contraste en textura y sabor de la sal, y la redundancia de la miel.

Pisto manchego con yema de huevo

Esta receta es la típica del pisto manchego con su tomate, cebolla y pimientos. Pero creo que le he puesto un punto de altura a este clásico.
Para 4 personas, 2 kilos de tomates ya maduros, 4 pimientos rojos de esos cascudos, con carne, vaya, y dos buenas cebollas, si son de esas dulces de Figueras mejor. 4 yemas de huevo, sal, 4 cucharas de AOVE, 4 cucharadas soperas de azúcar.
Hemos asado los pimientos al horno, durante 1 hora a unos 160 grados, con unas gotas de aceite. Una vez asados, los hemos limpiado de pepitas y de piel, y recortamos con los dedos a tiras y reservamos, con todos sus jugos.
Por otro lado, en una sartén, con dos cucharadas de AOVE, freímos los tomates a fuego medio, a los que antes le hemos quitado la piel, con cualquiera de los procedimientos conocidos, con un cuchillo, puntilla, o bien escaldados en agua, sobre un minuto y luego al agua helada con dos cortes en el culo en cruz, se pelan de maravilla. Como los tiempos de cocción del tomate y la cebolla para mí son distintos, en otra sartén, y con otras dos cucharadas de AOVE, pochamos las cebollas, cortadas en juliana, a fuego muy flojo, a unos 80 grados máximo, que se cuezan en su propios jugos, sin sal ninguna, tenemos que dejarla transparente sin que lleguen a dorarse.
Por partes, tenemos la cebolla ya pochada, los pimientos reservados en tiras con sus jugos, y el tomate terminando de hacerse. Lo probamos, veremos que tiene un punto de acidez, salamos, y le añadimos las cucharadas de azúcar, seguimos cocinándolo añadiendo en este momento los pimientos y la cebolla. Cocinamos por 15 minutos más, probamos de nuevo, nos tiene que saber a un punto dulce, nunca ácido.

Presentamos en un plato y le añadimos en ese momento la yema de un huevo, ojo solo la yema, sin la clara, se cocinará lo justo con el calor del pisto, le añadimos una sal negra mineral. Le da ese punto que a muchos nos gusta en la yema.