Cosas de mi Cabeza

La Antena

Estaba siempre con la antena puesta. No había nadie en el mundo mas cotilla que el. ……

Todo lo que pasara por su mundo era de su interés, las cosas menos importantes las hacia sublimes, las importantes sencillamente eran maravillosas. De todos sabia, y de nadie no existía.

Los cotilleos eran declaraciones ante jueces. Los rumores puras sentencias de jurisprudencia. 

Un nacimiento, una boda, un entierro, el santo, el divorcio. Ese era él.
El protagonista.

Todo ocurrió muy rápido, su mujer lo dejó, del trabajo lo despidieron, las enfermedades se agolpaban.

Y ahora su vida se tornó en su peor novela real.

Visitas192
Visitas 381061
Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
0Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Print this page
Print

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *